Advierte ex director de inteligencia por Trump

WASHINGTON.— Las instituciones democráticas en Estados Unidos “están bajo ataque” tras la decisión del presidente Donald Trump de despedir al director del FBI, advirtió el exdirector de inteligencia nacional James Clapper.

“Creo que, en muchos sentidos, nuestras instituciones democráticas están bajo ataque, tanto externamente — y eso es lo principal, la interferencia rusa en nuestro sistema electoral — y creo que nuestras instituciones están bajo ataque a nivel interno”, dijo.

Cuando se le preguntó si se refería a Trump, Clapper respondió: “Exactamente”.

Clapper reaccionó así al despido de James Comey como jefe del FBI en momentos en que Comey encabezaba la investigación sobre los posibles nexos de la campaña de Trump y el gobierno ruso. Trump despidió a Comey la semana pasada.

Clapper dijo que los próceres de la independencia estadounidense crearon tres poderes independientes a fin de que ninguno tenga el monopolio del poder, pero que bajo la presidencia de Trump, “eso está bajo ataque, se está perdiendo”.

 

Piden sus grabaciones con FBI

Legisladores republicanos y demócratas demandaron al presidente estadunidense Donald Trump entregar cualquier grabación de conversaciones en la Casa Blanca si es que ese sistema de grabación existe.

La demanda surge luego de que Trump sugirió el viernes que se grabaron conversaciones privadas de la Casa Blanca con el entonces director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, quien fue despedido de forma abrupta el martes pasado.

El presidente ha enfrentado una reacción negativa por haber despedido a Comey, luego de que el funcionario investigaba supuestas intromisiones rusas en las elecciones estadunidenses de 2016.

Funcionarios de la Casa Blanca no han confirmado ni negado la existencia de un sistema de grabación en la casa presidencial.

La incertidumbre ha intensificado los llamados de opositores demócratas para nombrar a un fiscal independiente, no partidista, que investigue los informes de una posible intromisión de Rusia en las elecciones de 2016.

Ante esto prominentes legisladores republicanos y demócratas acudieron el domingo a los programas de debate político de las principales televisoras para demandar que cualquier supuesta grabación de conversaciones de la Casa Blanca sea preservada para la revisión del Congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *