Ahora vinculan a ex espía soviético en trama rusa

WASHINGTON.- Rinat Akhmetshin, un lobista ruso-estadounidense, presunto exagente soviético, participó en la reunión de junio de 2016 entre el hijo mayor de Donald Trump, su yerno y una abogada rusa de la que creían que tenía información comprometedora sobre Hillary Clinton, informó la cadena NBC el viernes.

La presencia de esa persona en la reunión revelada el sábado pasado, se desconocía hasta ahora. Los participantes del encuentro en la Trump Tower el 9 de junio de 2016 fueron pues: Donald Trump Jr.; su cuñado Jared Kushner; el exdirector de campaña del candidato republicano, Paul Manafort; la abogada rusa Natalia Veselnitskaya y este hombre cuyo nombre no fue divulgado.

Según NBC, el hombre es un exagente del contraespionaje soviético, exmilitar que emigró a Estados Unidos y obtuvo la ciudadanía norteamericana.

El abogado de Donald Jr., Alan Futerfas, dijo que el individuo había sido presentado como un amigo de Emin Agalarov y “tal vez amigo de Natalia”. Futerfas confirmó que el hombre había asegurado que no trabajaba para el gobierno ruso y que en cualquier caso, su cliente ignoraba el pasado del ruso.

Emin Agalarov es un cantante ruso amigo de los Trump, que ayudó a organizar el encuentro.

Donald Trump Jr. reconoció esta semana que había recibido voluntariamente a Veselnitskaya con la esperanza de que le entregara informaciones del gobierno ruso comprometedoras para Hillary Clinton. Pero la abogada rusa finalmente no tenía informaciones sensibles y habría hablado de otros temas en el encuentro.

Horas más tarde, el lobista ruso-estadounidense que participó en la reunión con el hijo mayor de Donald Trump negó trabajar para agencias de inteligencia rusa.

Akhmetshin acompañó a la abogada rusa Natalia Veselnitskaia a dicha reunión, celebrada en junio de 2016.

Diversos medios señalaron que Akhmetshin era un exagente soviético de quien algunos funcionarios estadounidenses sospechaban que tenía vínculos actuales con la inteligencia rusa.

Pero el hombre negó estos señalamientos, asegurando a la AFP que los mismos eran “maliciosamente falsos” y que “nunca” trabajó para ningún servicio ruso.

La presencia de esa persona en la reunión revelada el sábado pasado se desconocía hasta ahora.

Los correos electrónicos mostraron que la reunión fue ofrecida al mayor de los hijos del presidente Donald Trump como una oportunidad de obtener información que perjudicaría a Hillary Clinton.

“Si es lo que dices, me encantaría”, dijo Trump Jr. sobre el ofrecimiento a Goldstone, quien organizó el encuentro.

Un año después, esta abierta disposición de Trump Jr. a reunirse con esta abogada rusa es vista como una prueba de que el comité de campaña de Donald Trump colusionó con Rusia para favorecer su candidatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *