AK 47 EN LAS PLAYAS DE LOS CABOS

EL GOBERNADOR NADA DE “MUERTITO” O SE VA DE VACACIONES

El gobernador de Baja California Sur, panista, Carlos Mendoza Davis de nada le han servido sus “maestrías” en Nueva York y en Inglaterra, en la London School of Economics, ni haber trabajado en la Procuraduría General de la República, frente a la violencia que está destruyendo a su Estado.

Tampoco le sirvió su currículo para evitar que Guadalupe Pérez, una joven mujer que tomaba el sol en la playa de Palmillas, en Los Cabos, muriese por balas que no le correspondían.  Que fuese asesinada por estar, abrazando a su bebe de meses de nacido, en el lugar más seguro del mundo: Una playa reconocida mundialmente por su belleza.

¿Qué está sucediendo en Baja California Sur?  Lo que sea, las explicaciones que se quieran dar, hay una responsabilidad del gobernador. Enorme.  No ha cumplido con todo lo que prometió, en materia de seguridad, en su campaña.  No le entiende a la seguridad y no la atienda.  Es más, andaba de “vacaciones”… y cuando no, parecería “nadar de muertito” frente a las ejecuciones.

Los muertos más recientes, es decir de diez días para la fecha, están relacionados con una pandilla de “Chiquinarcos” que estaba organizando un joven llamado Edwin Alberto López Rojas, que fue asesinado en su automóvil la noche del 5 de agosto, en Los Cabos.

En la Playa Palmilla iban por Yosio Eduardo Montoya Vizcarra, que era uno de los integrantes de este grupo criminal “Chiquinarcos”.  Sobre decir que todos, los tres muertos de la Playa, el mismo Edwin, no habían cumplido dieciocho años.

¿Qué puede hacer el gobernador Mendoza Davis?  Cientos, miles de acciones que no está haciendo.

Los Cabos es uno de los destinos turísticos de México más visitados por extranjeros, muchos norteamericanos tienen sus casas ahí, incluyendo artistas famosos como el actor George Clooney, hoteles de gran lujo dan trabajo a muchas personas.  Todo puede destruirse por la violencia.

¿Es que pueden desconocerse la existencia de estas bandas criminales? ¿El narcomenudeo no puede eliminarse?  Porque a final de cuentas por lo que están compitiendo estos delincuentes es por la venta al menudeo de droga, y si esta no fuese permitida no habría negocio a pelear. Así de sencillo.

Sin embargo, los gobernadores suelen ser apáticos, creyendo que no importa que vendan droga a los extranjeros o a los turistas.

Y las policías, municipales, estatales y federales, están en el negocio.  Sin su protección no habría narcomenudeo.

Esto es lo que lleva a los asesinatos, a las ejecuciones.

El llamado “mini licenciado”, el hijo de Damaso López, al haberse entregado en Estados Unidos dejo un “vacío de poder” que estos chavitos pensaron que podían llenar.  Y un grupo rival, ignoro quiénes y realmente no nos importa, sería el que, supuestamente, los ha estado eliminando.

¿Y Guadalupe Pérez?  La joven mujer estaba en la playa…

El “mini licenciado”, Damaso López, afirmó en una entrevista en 2014 que antes había un acuerdo con el gobierno, y éste no se metía con ellos: “esos acuerdos solamente los viejos los saben”.  Ahí aseguró, también, que en su grupo: “somos familia y gente conocida, personas leales que respetan la vida ajena, yo en mi grupo no tengo niños ni mujeres”.

Ahora, en Baja California Sur, tratando de llenar su “espacio” hay mujeres y jóvenes, muy jóvenes muertos.  Hay fosas clandestinas y cadáveres que ni siquiera tienen nombre.

¿Hasta cuándo va a seguir siendo omiso el gobierno que encabeza Carlos Mendoza Davis?  Un hombre que trabajó por igual con Agustín Carstens que con José Antonio Meade, hijo del primer gobernador constitucional del Estado, educado en el extranjero…

En Tuiter: @isabelarvide Blog: EstadoMayor.mx  Blog: CambioQRR.com

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *