AMLO debe disculparse, o lo pagará en 2018; ¿Qué PES con Cuauhtémoc?

Andrés Manuel López Obrador tiene que disculparse.

Pero ya, hoy, en este momento.

Ayer.

Se llama control de daños.

Callar y llamar provocador a José Antonio Tizapa Legideño, padre de uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos la madrugada del sábado 27 de septiembre de 2014, podría ser el inicio de su tercer fracaso en las elecciones presidenciales.

Sembrado, reventador o no, el guerrerense es un protagonista de la peor matanza y desaparición de estudiantes desde las del 2 de octubre de 1968 y El Halconazo del 10 de junio de 1971.

El gobierno de Enrique Peña Nieto paga aún los errores al no enfrentar lo que comenzó como información confusa y se convirtió en su peor pesadilla.

El PRI y el PAN deben estarse frotando en estos momentos las manos, imaginando los suculentos spots que harán circular con las imágenes del tabasqueño rechazando al guerrerense.

¿Lo imagina?

Yo sí.

De hecho, ayer ya había reacciones de adversarios y en twitter y facebook fue llamado #Lorddespota.

Y es que Andrés Manuel se entregó. Se puso, como dicen en el barrio, de a pechito.

Por si fuese poco, ayer, martes, Tizapa Legideño buscó de nuevo al ex candidato presidencial, lo abordó y la respuesta fue la misma:

-Provocador.

López Obrador fue obligado a suspender una conferencia el lunes en Nueva York en el sótano de la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe en el marco de su gira por Estados Unidos para defender, dice, a los migrantes, cuando fue increpado por un grupo de personas, entre las que estaba Tizapa Legideño.

Ya afuera, a bordo de su camioneta, el oriundo de Tixtla, donde se ubica la normal de Ayotzinapa, exigía a López Obrador explicar sus nexos con Angel Aguirre Rivero y José Luis Abarca, gobernador de Guerrero y alcalde de Iguala, respectivamente.

¿La respuesta?

Empujarlo, decirle que reclamara a Peña Nieto y al Ejército.

-No soy un provocador, aseguró ayer Tizapa, en diversas entrevistas.

 

Blanco, el gobernador

Cuauhtémoc Blanco Bravo quiere ser gobernador de Morelos.

Ignorante y títere de los vividores dueños del presunto partido político Partido Social Demócrata (PSD), Roberto y Julio Yáñez Moreno, hoy se la ha creído.

Se la ha tomado en serio.

Para lo que le conviene.

Ayer, mareado porque en los sondeos aparece con grandes posibilidades de ganar la gubernatura, confirmó su alejamiento del PSD y anunció su firma con el Partido Encuentro Social (PES), de otro oportunista, Hugo Eric Flores, ex oficial mayor de la Semarnat con Felipe Calderón y asesor en la Secretaría de Gobierno de Marcelo Ebrard.

El presunto partido es una organización de derecha, con fundamento religioso, entregada al mejor postor en busca de recursos y puestos para mantener el registro.

Graco Ramírez, fantasías gobernador de Morelos y autoproclamado precandidato de lo que queda del PRD a la Presidencia, no tiene miedo, tiene terror, de perder la gubernatura y entregarla al futbolista vuelto político.

La política, que apesta de siempre, está llena de personajes utilizados por los partidos sólo para conseguir posiciones.

 

Otro llegue

El gobierno federal abrió los ojos a los alcaldes.

José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público, puso ayer la mira en el impuesto predial.

Sí, ese que la mayoría de los propietarios de inmuebles no paga.

-Da a los municipios una fuente de ingresos muy relevante y es una fuente de desarrollo urbano.

Yo creo que debiéramos de buscar cómo hacer del predial una fuente de ingresos más relevante, dijo al anunciar sorpresa agradable muy favorables a finales de 2017.

 

Ni Padierna ni Morón

Nadie sabe nadie supo lo que pasó en el PRD.

Pablo Escudero, presidente del Senado, dice que la Comisión de Reglamento y Prácticas Parlamentarias hace un análisis jurídico para saber quién es el coordinador de las cenizas del perredismo.

Por ahora, ni Dolores Padierna ni Raúl Morón. No hay coordinador.

 

Ley de cultura

Gerardo Sánchez García, senador del PRI, presentó, en su calidad de presidente de la Comisión de Cultura, una iniciativa ante el Senado para expedir la Ley General de la Cultura.

Esta establece las bases, modalidades y mecanismos para el acceso y disfrute de los bienes y servicios que el Estado presta en la materia.

 

Nueva terminal

Apenas Enrique Peña Nieto inauguró el nuevo puerto de Tuxpan, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, puso en funcionamiento la nueva terminal del aeropuerto de Veracruz, clave para el país.

Cerca de 611 millones de pesos se invirtieron para incrementar su capacidad de servicio de uno a casi cuatro millones de pasajeros al año.

El sector aeroportuario vive uno de los periodos de crecimiento más importantes en la historia de la aviación en México, con recursos, tanto públicos como privados, por más de 77 mil 800 millones de pesos.

 

Campeche en punto por México

Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador de Campeche, inauguró junto a Enrique de la Madrid Cordero, secretario de Turismo, el espacio Campeche en Punto México.

En el cuartel general de la Secretaría de Turismo, en Masaryk, en mero Polanco, puede conocerse la realidad del estado.

-Campeche tiene grandes maravillas qué dar a conocer al mundo. Calakmul, Los Petenes, El Tigre, además de que es la entidad más segura de México, con el menor índice delictivo, asegura el mandatario, conocido como Alito.

 

Vámonos: Dicen por ahí que Salomón Chertorivski, secretario de Economía capitalino, suena para la elección 2018 en la jefatura de gobierno.

albermontmex@yahoo.es        @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *