Aprendan a ser padres

Jueza ordena a Paulina Rubio y a su ex pareja  Nicolás Vallejo Najera Colate atender bienestar de su hijo y a que se comuniquen como gente educada o ambos perderán al niño

Miami.- La cantante mexicana Paulina Rubio y su exmarido, el español Nicolás Vallejo Najera Colate, se vieron las caras durante tres horas en un tribunal de Miami, en donde una jueza los llamó a “comunicarse mejor” por el bienestar de su hijo Andrea Nicolás.

En la audiencia ante la jueza de familia Valerie Manno, tanto Rubio como Vallejo Nájera buscaban que la magistrada sancionara a su contraparte por cuestiones de documentos y por incumpir con horarios y fechas en las entregas del menor.

Pero la jueza les dijo que no sancionaría a ninguno de los dos y les conminó a poner más atención en el menor, que va mal en la escuela -entre otras cosas- por algunas ausencias.

“Colate” se quejó de que muchas veces tiene que comunicarse a través de una tercera persona para tratar estos asuntos de su hijo, lo que dificulta la comunicación.

La audiencia se produjo luego de que Vallejo Nájera pidió al tribunal que sancionara a su exesposa por no entregarle a tiempo a su hijo durante las pasadas fiestas navideñas.

Al final de la audiencia Paulina, en un gesto de nobleza, quiso hacer las paces con su exesposo y “le plantó” un beso en la mejilla, sin respuesta del ibérico.

Vallejo Nájera dijo que no creía que el beso hubiera sido sincero. “¡Claro que no!, no estaríamos aquí”, expresó el empresario a periodistas a las afueras de la corte al señalar que a Rubio “le gusta el circo”.

Sobre la mejor comunicación que les pidió la jueza, el español señaló que “llevo cinco anos intentándolo”. La expareja se divorció en 2012, tras cinco años de matrimonio, en el cual procrearon al pequeño Andrea Nicolás.

 

ESTÁ ARRUINADO

Sobre la lucha legal que los llevo nuevamente a los juzgados el día de ayer, Colate comentó que se ha gastado cerca de medio millón de dólares en abogados por los pleitos que está teniendo con su ex

Nicolás Vallejo-Nágera relató a la revista española Vanitatis como ha sobrellevado su vida como papá tras su ruptura sentimental con la cantante Paulina Rubio, madre de su hijo Andrea Nicolás.

También conocido como Colate, el ex de Paulina relató lo complicado que la pasa viviendo en Miami, lugar en el que reside desde se separó de “La Chica Dorada”.

“Llevo ya once años allí. En los años de noviazgo con Paulina iba y venía mucho porque tenía mi empresa en España, pero cuando me casé me instalé por completo allí. Y cuando me separé empecé a buscarme la vida en Miami. Con lo que me cuesta vivir en Miami, aquí viviría como un marajá. Reconozco que me cuesta llegar a fin de mes”. (agencias)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *