¿Que por qué lloro?

“Los hombres no lloran”, fue una de las primeras grandes mentiras que, insistentemente, escuché desde el comienzo de mi vida. Llorar es cosa de mujeres, no de hombres, me decían una y otra vez quienes quizá por cobardía pretendían enmascarar sus emociones o, por ser incapaces de conocerlas, ignoraban el escurrir de sentimientos con sabor

Continue Reading →

Contradicciones y evocaciones en ausencia del calor deseado

La tarde es tan fría como cuando hay sol afuera y el calor que te falta adentro no es el proveniente del astro rey. A tus pies, cuando debería ser al revés, tu compañía más fiel aparentemente descansa, aunque sabes bien de su permanente atención al menor de tus movimientos para acompañarte, quizá, hasta para

Continue Reading →

Sobre la mansedumbre del toro y el concepto de amor

Sin emoción y pasión, ni los toros ni la vida valen la pena. Así lo recordó el patético espectáculo presenciado el pasado domingo en la Plaza México, donde los mansos de Montecristo dieron la razón a los miles de aficionados que se abstuvieron de pagar ese día un boleto, aun este haya sido rebajado, en

Continue Reading →

Sensibilidad y emoción del humano y torero

Este sábado de toros es motivo para compartir dos experiencias muy distintas entre sí, pero que ejemplifican un par de facetas, que podrán aportar elementos dirigidos a emitir opiniones más justas acerca de quienes quieren tanto a la vida, que la viven con tal intensidad que ni la muerte les importa. En muchas ocasiones, aquello

Continue Reading →