Busca IMSS nuevas técnicas para atender enfermedades

Científicos, especialistas y médicos en formación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) llevan a cabo más de tres mil investigaciones enfocadas a atender las principales enfermedades que aquejan a los derechohabientes.

Los proyectos pretenden desarrollar nuevas técnicas de tratamiento o de medicamentos que permitan brindar más calidad en la atención, sobre todo en enfermedades con gran demanda como las cardiovasculares y circulatorias, diabetes mellitus, desórdenes mentales y de comportamiento, así como tumores malignos.

El jefe de División de Evaluación de la Investigación en la Coordinación de Investigación en Salud, Juan Manuel Mejía Aranguré, indicó que una cuarta parte de las investigaciones se enfoca a padecimientos menos frecuentes.

Explicó que males como malformaciones congénitas, fibrosis quística, enfermedades que atrofian los músculos, entre otras, afectan la calidad de vida de los pacientes y representan una importante carga financiera a las instituciones de salud para su atención.

En un comunicado, destacó el compromiso de la actual administración de dotar con más recursos a los proyectos de investigación mediante el convenio para promover la investigación clínica en México.

El acuerdo fue firmado el 12 de enero por el IMSS, la Secretaría de Hacienda, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y asociaciones y cámaras de la industria farmacéutica; para triplicar los proyectos entre la industria farmacéutica y el Seguro Social.

En la actualidad, expuso, menos de uno por ciento de los protocolos de investigación que realiza el Seguro Social cuentan con la participación de la industria farmacéutica.

“No obstante, casi 20 por ciento de los recursos económicos que recibe el instituto para hacer investigación proviene de proyectos con esta industria, por ello al incrementar su participación, también crecerían los recursos del instituto y esto agilizaría la investigación en todo el país”.

La alianza entre el IMSS y la industria farmacéutica ha generado beneficios a los derechohabientes, a la población mexicana e incluso a nivel mundial, ya que en conjunto, con los recursos económicos e infraestructura del sector y los pacientes para estudio han sido determinantes para desarrollar las vacunas contra el rotavirus y el virus del papiloma humano.

Otra ventaja de la colaboración con los farmacéuticos, 30 por ciento se destina a un programa de Promoción de la investigación, que permite financiar el desarrollo de más proyectos.

Mejía Aranguré agregó que para garantizar la transparencia y rendición de cuentas en el uso de los recursos que se invierten en investigación, el Seguro Social cuenta con la Unidad Habilitada de Apoyo al Pre Dictamen y el Comité de Ética en Investigación en Salud, en el que se analiza, aprueba o rechaza cada una de las investigaciones a efectuar en el Seguro Social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *