¡Centenario y taurino!

Celebra El Taquito cien años de vida

El secretario de Turismo develó una placa conmemorativa

El legendario restaurante taurino El Taquito, en las calles Del Carmen, en el Centro Histórico de la CDMX, celebró su centenario. El secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, develó una placa en homenaje. Es el restaurante taurino más antiguo de México. Su gastronomía, muy típica de nuestro país, la han degustado grandes personalidades no sólo del medio taurino sino de la vida política y social, nacional e internacional.

Su menú lo han comido ex mandatarios mexicanos como Emilio Portes Gil y Vicente Fox, y presidentes extranjeros como el cubano Fidel Castro y el estadunidense John F. Kennedy. Ni más, ni menos.

Otro suceso, de los miles que registra este lugar, hoy con los hermanos Marcos y Rafael Guillén, tercera generación, al frente del negocio, fue cuando lo seleccionaron para servirle la comida al Papa Juan Pablo II en su primera visita a México en 1979. El sumo pontífice comió entremés ranchero que lleva carnitas, quesadillas, guacamole, nopales y chalupa poblana; sopa de nopales; filete de res a la tampiqueña; y de postre ate con queso. ‘Quedó muy complacido’, recordaba don Rafael, padre de los actuales dueños, a la prensa del momento.

Una visita icónica fue la de la legendaria Marilyn Monroe, quien llegó al restaurante sin avisar. La sorpresa fue mayúscula. Era febrero de 1962. Meses más tarde, la rubia actriz se arrancaría la vida. Llegó con el inconmensurable Emilio ‘El Indio’ Fernández y diversos periodistas. ‘Escuchó mariachis, tomó margaritas y comió muy bien, pidió sopa de médula, mole poblano y tacos de gusano de maguey’, refieren las crónicas del momento.

 

GRANDES PERSONALIDADES

A la develación de la placa se dieron cita grandes personalidades de diversos ámbitos, incluido el taurino. Durante la celebración se rindió un emotivo homenaje a los fundadores de este restaurante que es, al mismo tiempo, un museo cuyas paredes atesoran gran parte de la historia de nuestro país, contada a través de la fiesta brava.

A lo largo de los años, muchos toreros –por no decir todos-, han tenido una relación muy cercana con los propietarios y el restaurante mismo. Las principales figuras de antes y ahora se han considerado siempre ‘de casa’. Lugar aparte merece en la historia de este restaurante el periodista Jacobo Zabludovsky, quien siempre mostró su predilección.

 

UNA ANÉCDOTA

Hace ya más de dos décadas, una de las primeras órdenes de trabajo que cubrió este reportero fue una comida ahí, en el mítico El Taquito. Una comida que ofrecía Miguel Alemán Velasco al maestro Silverio Pérez.

Figuras de todas las épocas, periodistas, políticos y artistas se dieron cita. El maestro texcocano, afable como siempre atendía a la prensa.

A la distancia, su señora esposa María de la Paz Domínguez vio la novatez del reportero, le habló y le  preguntó: ¿Eres nuevo, verdad? La respuesta fue afirmativa. ‘No te preocupes, quédate aquí. En cuanto termine con tus colegas lo entrevistas’. Y así fue. La Pachis, como se le conocía cariñosamente, le habló al torero texcocano, quien acudió pronto al llamado.

Este reportero nunca olvidó aquel día. Pues además de todo lo que implicó ver la pléyade de luminarias, presenció una parte de la historia, de esa que leyó algún día, sobre el gran amor del diestro por su esposa. El reportero lo comprobó, las miradas no mienten.

Y pasó ahí, en El Taquito de las calles Del Carmen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *