Cornada de femoral

El percance que sufrió Hermosillo le seccionó la arteria…

El novillero evoluciona de favorablemente

La cornada que sufrió el novillero José María Hermosillo, el pasado domingo en Ezequiel Montes, Querétaro, fue muy grave. Afortunadamente, el chaval se recupera satisfactoriamente y podría abandonar el sanatorio este jueves.

El parte médico firmado por el doctor Francisco Alcocer Fernández, dice en su parte medular ‘lesión por asta de toro en región inguinal derecha. Tiene dos trayectorias hacia arriba de 20 centímetros y hacia atrás de 15 centímetros con lesión parcial de vena femoral y sección de la arteria femoral’.

Fue para Hermosillo su ‘bautizo de sangre’, mismo que ha aceptado y asimilado de manera inteligente y con mucho valor. ‘Esto me enseñó y me confirmó que el toro es muy serio y que nunca debo dejar de darle importancia a la plaza que sea. Todas se merecen un respeto así como esta profesión. Aceptó la cornada que no ha hecho más que tirarme para adelante. Yo no me rajo y voy a seguir más embebido en mi deseo como torero’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *