Culpa Errani a su madre

ROMA.- La tenista italiana Sara Errani, suspendida dos meses luego de dar positivo de dopaje, rechazó las acusaciones dijo sentirse ‘extremadamente frustrada’ por haber sido suspendida por la Federación Internacional de Tenis (ITF) hasta el 2 de octubre.

La ITF explicó que Errani dio positivo en letrozole, una hormona prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje.

‘No he tomado nunca, en mi vida ni durante mi carrera, ninguna sustancia prohibida’, aseguró Errani en un comunicado publicado en redes sociales.

La italiana reconoce que esa sustancia está presente en un fármaco que consume su madre desde 2012 y achaca el resultado de su muestra de orina a una ‘contaminación accidental en la comida’ que haya podido consumir junto a su familia.

Según la tenista, los tortellini que le preparó un día su madre podrían haber tenido restos de un medicamente llamado Femara, que su madre usaba para tratarse de un cáncer y que podría haber caído sobre su plato en un descuido.

Su madre, según declaración ante el tribunal, aseguró que guardaba la medicación en la encimera de la cocina y que en febrero, cuando preparaba tortellini y sopa, podría haber caído alguna pastilla contaminando la comida. Pero el tribunal, ante la imposibilidad de la defensa de probar el descuido accidental, decidió la suspensión por dos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *