Deporte, dedicación y compromiso, lo que viven un atleta en Villas Tlalpan CONADE

  • Para muchos atletas este recinto se han convertido en su hogar, en el que forjan y perfeccionan su talento (reportaje: segunda y última parte).  

 

Ciudad de México, a 17 de octubre de 2016 (CONADE).- En Villas Tlalpan CONADE, existe la camaradería, complicidad y amistad se generan entre los atletas que viven en este lugar, por los largos periodos de convivencia que tienen entre sí. 

Incluso los mayores, como el campeón de canotaje Everardo Quirino, sirven de ejemplo a la comunidad del albergue, la cual lo trata y mira con el respeto que les merecen sus  medallas de plata y oro obtenidas en los XX Juegos Centroamericanos y del Caribe, así como su premio Nacional del Deporte, entre otros galardones.

Los alimentos que los chicos consumen aquí están cuidadosamente seleccionados por nutriólogos que elaboran los menús para que puedan “rendir” los máximos resultados en sus actividades físicas. Pollo, carne roja y pescado, libres de hormonas, así como frutas, verduras, cereales y oleaginosas son los principales alimentos que de forma balanceada y bajos en grasas, consumen los huéspedes de las Villas Tlalpan. Los alimentos están certificados y libres de clembuterol.

Las Villas se componen de tres niveles y los dormitorios se dividen para hombres y para mujeres, la planta baja está destinada exclusivamente para estas últimas a fin de tener un mayor control y seguridad sobre las mismas.

Las reglas para los habitantes del albergue son estrictas, tienen prohibido fumar, beber alcohol y, por supuesto, está muy penalizado el que alguien introduzca algún estupefaciente, además está restringido que los deportistas deambulen por el edificio después de las diez y media de la noche.

En caso de que algún deportista infrinja el reglamento se le reporta al entrenador y a su federación, quienes son los responsables de cada uno de sus atletas.

En caso de necesidad, los atletas cuentan con un área médica y para distraerse y calmar el estrés que pueda generarles los exhaustos entrenamientos y competencias, tienen la posibilidad de distraerse viendo películas, además de que cuentan con wifi para realizar sus deberes escolares o laborales.

En la planta baja hay una sala de cómputo con impresoras que pueden usar en horarios hábiles; también disponen de una mesa de ping pong y una de hockey, usadas en los escasos ratos de ocio, de igual forma, como parte de las instalaciones hay gimnasio y alberca.

Para muchos atletas las Villas Tlalpan CONADE se han convertido automáticamente en su hogar y desde este lugar ven transcurrir sus días, llenos de ilusiones y expectativas de convertirse en campeones a nivel regional, nacional o  mundial en sus respectivas disciplinas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *