¡Fiesta guerrera!

GOLDEN STATE FESTEJÓ A LO GRANDE

Más de un millón de aficionados estuvieron en el desfile de los campeones de la NBA

OAKLAND, California (Agencias).- Los hermanitos William y Rizal Cahambing no se iban a perder por nada la oportunidad de ver a Stephen Curry, su jugador favorito de los Warriors de Golden State, en el desfile de los campeones de la NBA 2017 que se llevó a cabo este jueves ante más de un millón de personas.

Pese a estar seis hileras detrás, William, de nueve años, y Rizal, de 10, se turnaron subiéndose a una hielera para avistar a Curry.

Como se habla que estos Warriors tienen la capacidad para reinar en la NBA durante muchos años, los hermanos y otros chicos podrían acabar creciendo en una era de supremacía que haría que el jolgorio de este año sea algo habitual, aunque el mismo no se escenifique en Oakland.

Los Warriors planean mudarse a San Francisco, donde acaban de iniciar la construcción de nueva arena que debe abrir sus puertas en 2019.

Oakland también está por perder a uno de sus más queridos equipos: los Raiders de la NFL se marchan a Las Vegas. Y la ciudad ha sido sacudida por un escándalo de su departamento de policía y la tragedia de un incendio en un almacén que cobró 36 vidas.

El jueves fue un día para que toda Oakland celebrara.

“Curry, mírame”, gritó William mientras el dos veces campeón alzaba el trofeo en su dirección.

El padre de los hermanos, Ray Cahambing, lamentó que Oakland se quede pronto sin los Warriors. Pero dijo que los “fanáticos hasta la muerte” cruzarán el puente de la bahía para ver al equipo.

Curry se paseó acompañado por su esposa e hijo. El astro del autobús para brincar y saludar al público. Kevin Durant, el jugador más valioso de la Serie Mundial, estuvo acompañado por su madre en otro autobús.

“Me esperaba más gente”, dijo el entrenador Steve Kerr al canal KTVU-TV, bromeando sobre el tamaño de la concurrencia.

Los Warriors dilapidaron una ventaja 3-1 en la serie final del año, cediendo el título a los Cavaliers de Cleveland tras establecer el mejor récord de la temporada regular en la historia de la NBA.

Golden State dominó 15-1 en la postemporada de este año, con barridas en las primeras tres rondas antes de superar a LeBron James y los Cavs en cinco partidos de la serie final.

El alero de los Warriors Draymond Green no desperdició la oportunidad para hacer bromas a expensas de los Cavs.

Green lució una camiseta con la frase “Quickie” con la “Q” elaborada con el estilo del logro de la cancha de Cleveland, la Quicken Loans Arena, y que es conocida como La Q. Green dijo a la televisión que la camiseta refleja el expedito triunfo de los Warriors sobre los Cavs.

Los Warriors recibieron la etiqueta de súper equipo cuando contrataron a Durant para esta temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *