Los Cachorros de Chicago vencen a Cleveland en su terrero en el Sexto partido de la Serie Mundial

Por Francisco Villalobos

 

CLEVELAND, OH.- Desde 1920; cuando los Indios de Cleveland vencieron a los Brooklyn Dodgers en la primera Serie Mundial de la década de los 20’s; la tribu no ha vuelto a celebrar en casa, la coronación de su amada novena del Norte de Ohio. En 1948, cuando vencieron a los extintos Bravos de Boston; lo hicieron allá en Nueva Inglaterra. Son casi 96 años desde que Cleveland, vivió en casa, su último campeonato y casi siete décadas, desde la última vez que se corono. Esta noche de Martes, ante más de 44,500 almas que pintaron de azul marino, rojo y blanco las gradas del Progressive Field, aquí, en el corazón del centro de Cleveland, Ohio, los pupilos de Terry Francona, salieron con la misión de al fin, por fin y por primera vez en la era moderna del equipo, coronarse ante su público en este, el 6to partido de la versión 112 de la Serie Mundial.

 

Francona le dio la responsabilidad a Josh Tomlin (13-9); que hasta la fecha, había sido el vínculo más débil de la rotación de picheo de los Indios, pero que esta noche tenía la responsabilidad de evitar a toda costa, de que la serie se extienda a un séptimo y definitivo juego.

 

Por los Cachorros, era el vencer o morir, y por ende, Joe Maddon le dio la pelota a su mejor abridor. Jake Arrieta (18-8); quien ya gano aquí en Cleveland en esta Serie Mundial 2016; y que hoy, sobre sus hombros, tiene a todo su equipo y las esperanzas de la afición más castigada en toda la historia del deporte. Arrieta, tenía una misión simple pero también, abismalmente complicada. Lograr que las cosas se definan en el Séptimo juego, y no esta noche.

El sexto partido de la Serie Mundial comienza con un Josh Tomlin bastante tranquilo eliminando al primero de la noche, ponchándolo y así comenzando el camino rumbo a lo que los Indios de Cleveland esperaban fuera su primera coronación en casa desde 1920 y su primer campeonato desde 1948.Después fue Schwarber, pero cuando las cosas parecía sencillas para Cleveland viene Kris Bryant conectó un cuadrangular de más de 370 pies por el jardín central, explotando el abucheo de los 46,500 aficionados aquí en el Progressive Field.

Colocando las cosas 1 carrera por 0 a favor de los Cachorros de Chicago. Pero los dolores de cabeza continuaron, Anthony Rizzo conecto de hit para el jardín derecho, aún con dos outs en la parte alta de la 1ª entrada. El cuadrangular de Kris Bryan se convirtió en el primer home run, en la historia de los Cachorros de Chicago en el mes de Noviembre. Y los problemas continuaron para el abridor de los Indios, Zobrist también conectó un hit en la misma zona que lo había hecho Rizzo minutos antes. Colocando a Rizzo en tercera y a Zobrist en primera y con 2 outs, en lo que es la alta de la 1ª entrada.

Y por si fuera poco un batazo hacía jardín central para Russell que parecía algo totalmente de rutina, no se hablaron los jardineros derecho y central dejando caer la pelota en medio de los dos, provocando dos carreras más en favor de Chicago. Lo que debía de haber sido un fly de rutina, se convirtió en un  triplete que conmocionó a todo el estadio. Bryant entró como locomotora, impactándose contra el cátcher Roberto Perez que por mero lo descuartiza y anotando así la tercera carrera, acentuando el magno error de los jardineros de Cleveland. Y la pesadilla que fue esta parte alta de la 1ª entrada, por fin terminó cuando el cátcher de los Cachorros Wilson Contreras conectó un fly idéntico al del garrafal error que impulsó las tres carreras que tienen a Chicago en ventaja, pero no pasó a mayores y termino la entrada con una gran ventaja para el equipo visitante.

Arrieta despacho a los primeros dos en la parte baja de la 1ª. entrada hasta que Lindor le pudo sacar una base por bola, enbasándose con 2 outs. Pero el veterano de 134827, Mike Napoli no pudo conectar, conchádose y así acabando con un inning que amenazaba con complicar la actuación de Arrieta, pitcher abridor. En la parte alta de la 3ª entrada, Russell conecto batazo de Gran Slam, produciendo cuatro carreras más y apagando la fiesta que tenía que ser esta noche para Cleveland, mucho pero mucho antes de que la misma comenzará. Tomlin, ni siquiera llego al tercer inning, forzando a Francona a ir a su bullpen muchísimo antes de lo presupuestado.

Arrieta, continuo con su control durante la parte baja de la 3ª entrada, eliminando rápidamente a los tres bateadores que enfrentó.Dany Salazar salió al montículo por los Indios, en la parte alta de la 4ª entrada. Sentando a Baez, que sigue sin salir del slump que lleva cargando en todo lo que va de la Serie Mundial, al igual que a Fowler y Schawber. Culminando así un inning menos complicado para los Indios, en lo que va del partido.

Tan solo en los cuatro innings de este sexto juego de la Serie Mundial, los Cachorros conectaron más carreras que en los tres partidos en el Wrigley combinados, resucitando así la ofensiva que los caracterizo durante toda la temporada regular y la post temporada, hasta esta versión 112 de la Serie Mundial, como el equipo con mayor productividad en las mayores. Pero en la parte baja de la 4ª entrada, Kipnis rompió el adolecente sin hit ni carrera de Arrieta, reventando una pelota al jardín central que rebotó en la pared de contención, convirtiéndose en doblete sin out. Cuando parecía que el pitcher de Chicago salía del lío, Napoli conecto de hit, impulsando la primera carrera de Indios, y despertando el optimismo en el Progressive Field.

Antes de que terminara la entrada, un pass ball y un hit llenaron la casa de los Indios, pero Arrieta se recuperó y el daño fue mínimo.Cleveland tan solo pudo anotar una carrera, dejando casa llena y la mejor posibilidad de regresar al juego en lo que va del 6º juego de la Serie Mundial.  Arrieta entró en la parte baja de la 5ª entrada con siete ponches. Y continuó su dominio ponchando al primero y al segundo que enfrentó. Pero Kipnis, quien ya había vacunado con un doblete, reventó la pelota al jardín izquierdo, mandando la pelota a las gradas y poniendo las cosas 7 a 2.Él pitcher, se recuperó y acabo la baja de la 5ª entrada sin mayores aprietos.

No obstante, los Indios, paso a paso se acercaban una carrera más  La remontada más grande de la historia de la Serie Mundial, hasta la fecha, fue la que vacunaron las Águilas de Philadelphia a los Cachorros en la Serie Mundial del 29. Chicago de estar ganando 8 a 0, perdieron 8 a 10.  Jeff Mansip entró en la parte alta de los 6ª entrada, intentando mantener a los Cachorros con la ventaja de las 7 carreras que llevaban.   Enfrentó a dos más y venció. Zach Mc Allister salió para terminar el inning y mandaron el partido rumbo a la parte baja de la 6a entrada. Arrieta abrió la parte baja de la 6a entrada, contra Mike Napoli, pichando su lanzamiento número 85, ponchándolo con tan solo cinco lanzamientos.

Este es el momento del partido cuando por lo general a Arrieta se le termina el combustible, pero en el inning, aún se le veía fuerte. Pero de todas formas el bullpen de Cachorros se puso a calentar. Ramirez fue retirado con fly al izquierdo y sin problema. Registrando el segundo out de Arrieta, quien con sus nueve ponches; estaba a un solo strikeout de empatar la marca de chocolates de los Cachorros en la Serie Mundial. Un record que ha durado, lo mismo que la sequía de campeonatos. 108 años han pasado, desde que un pitcher de Cachorros ha ponchado a 10 en un juego de Serie Mundial. Arrieta le otorgo base por bola a Chisenhall, lo que se convirtió en el último pelotero que enfrentó, quedándose a dos del record.

Maddon no se quiso arriesgar más a Arrieta t trajo a Mike Mongomery para continuar con lo que comenzó el mejor lanzador de los Cachorros. Guyer conectó al parador en corto Russell, que después de malabares, pudo lanzar la pelota a la segunda, acabando así la parte baja de la 7ª y extinguiendo el peligro eminente de los Indios, que mandó a Arrieta al dough out. Después de dos tercios del juego, Chicago estaba a nueve outs para llegar al Séptimo juego de esta Serie Mundial. En la parte baja de la 7a entrada en donde Chapman casi se tuerce el pie, ganando el out necesario para cerrar la entrada.

La parte Alta de la 8ª pasa con tres outs rápidos, sin colocarse hombres en base. Para la parte baja de esta entrada Chapman poncha fácilmente al primer bateador, coloca en primera al segundo con un solo out, Ramirez es atrapado al igual que su compañero en segunda bases Terminando así esta entrada. Dejándole a Cleveland solo una entrada para poder tratar de ganar el partido. Para la parte alta de la 9ª entrada los Indios les colocan dos outs fácilmente a los Cachorros pero al entrar al bate Rizzo anota un home run a jardín izquierdo que permite dos carreras más para el equipo visitante. Pero Cleveland no se da por vencido y Roberto Perez anota una carrera más en la parte baja de esta entrada.

Maddon volvió al bullpen para, como en un juego de ajedrez mover a uno de sus pitcher y llamar al juego a Woods. Cumpliendo la misión.

El partido termina con una victoria por parte de los Cachorros de Chicago de 9 a 3. La serie se definirá en el Séptimo partido. Una de las más históricas Series Mundiales en los 111 episodios previos a este. Donde mañana, después de más de 70 años habrá un campeón inédito en las grandes ligas del beisbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *