“Mi pasión es el deporte y siempre lo será”: Adriana Loftus,

Entrenadora nacional de nado sincronizado

Predestinada para el nado sincronizado, Adriana Loftus entrenadora nacional del equipo mexicano, cuenta como su inicio en el deporte fue por la gimnasia olímpica.

“Tenia muchas habilidades y siempre fui muy elástica.  Tuve mucho sentido del espacio, flexibilidad, pero era muy miedosa. Me subía a la viga o a las barras y me daba miedo. No puedes llegar a hacer algo con miedo y fue el destino porque yo no hubiera estado bien en la gimnasia.

“Si, no creo que sea algo predeterminado y nada puede cambiar, pero creo que se va a hacienda en el camino y a los once años dejé la gimnasia y me vine para acá (La alberca olímpica).

México, se encuentra en los primeros lugares de la disciplina de nado sincronizado, desde los juegos de Seoul en 1988 hasta la reciente emisión en Río nuestro país ha dado de que hablar en forma muy positiva.

“Como entrenadora siempre quiero más, no me conformo y efectivamente el sincronizado ha subido exponencialmente, inclusive en duetos.

“En alguna ocasión comentando con el entrenador de Eslovaquia, me dice ¿te diste cuenta de lo que has hecho? Y yo no sabía de que hablaba y me comenta: “Que era impresionante que los países que competían, el país que más había avanzado era México.

“Hasta que él me lo dijo estuve consiente. Lo que pasa es que regularmente en el nado sincronizado los países mejoran un lugar, dos cuando mucho, pero lo que hicimos nosotros fue un salto a nivel mundial en una disciplina complicada, pero no me conformo”.

¿Cómo percibiste este crecimiento del sincronizado en el momento que empezaste a formar selecciones para los eventos mundiales?

“Lo que pasa es que el nado sincronizado tuvo una época en la que se vino abajo radicalmente y nunca se pensaba en finales mundiales, medallas, panamericanos. Además la gente del medio deportivo y en cualquier disciplina, sabe lo difícil que es escalar lugares, cuesta muchísimo bajar una decima en cualquier distancia, años de esfuerzo.

“En nado sincronizado es lo mismo, cuesta muchísimo, pero falta, no es un producto terminado y sueño con tener de nuevo un equipo en juegos olímpicos”.

Hasta el momento, cómo va la preparación para las próximas competencias internacionales, sobre todo, cuando México ya es referente en la disciplina.

“Con la nueva clasificación que hay, los lugares están dados de la siguiente forma, uno por continente, uno para el país sede y quedan dos para el resto del mundo.

“Con esta estructura de clasificación, si te puedo comentar que no llegan los mejores, llegan porque no hay más, como en el caso de Egipto y Australia que representan a sus continentes.

“En el caso contrario el año pasado no estuvo España ni Canadá, que son equipos de los mejores que hay, lo que cual se debe buscar cambiar la clasificación, ya que esto te conlleva a mucha fuga de talentos.

Todas los deportes tienen su particularidad, pero en el caso del nado sincronizado no es tan fácil practicarlo y sobre todo detectar nuevos talentos, ¿cómo llevas a cabo esta búsqueda para encontrar y desarrollar a una atleta?

“Tenemos un sistema de detectar talentos en clubes, en campeonatos y de ahí pasan a un selectivo. En este selectivo, se eligen a las mejores doce o quince mejores para entrenar y así nos ha dado resultados.

“Tenemos atletas de todas partes de la republica, además lo que creo es que debemos mejorar  y dar continuidad a las niñas, darles continuidad es invertirle y para eso debe de haber más competencias, sin embargo este año solo iremos a una.

¿Qué es lo que la entrenadora Adriana Loftus ha innovado para que México alcance sus metas?

“Uno de los éxitos a nivel internacional de México ha sido la creatividad y originalidad en las coreografías. Estas coreografías son reconocidas por ser novedosas, por siempre tener algo nuevo, sin embargo otros países, son copias entre países.

“Creo que ha sido uno de los fuertes de nosotros, es uno de mis fuertes y creo que lo tengo en los genes, mi papá inventaba todo, un hombre creativo, en mi casa tengo muchas cosas que inventó él y he desarrollado ese talento de la creatividad por él”, agrega para concluir.

“Estoy convencida de que cuando haces algo con pasión y entrega, sin importar nada más, las cosas salen.

“Mi pasión es el deporte y siempre lo será. Me ha dejado grandes satisfacciones y es hora de devolver un poco de lo que me ha dado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *