Peña, el rockstar; Meade y Nuño, como los festejados, pero… ¿por qué no avisó PGR?

Hoy hay función en el Palacio de los Deportes.

No, no es concierto.

Tampoco es lucha libre o box.

Es la XXII Asamblea Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que busca la fórmula para mantenerse en el poder.

En Los Pinos, en el manejo del presupuesto.

No soltar el hueso.

En teoría está todo planchado.

En las cinco mesas temáticas de miércoles y jueves se acordó la agenda:

-Método y perfil para elegir candidato presidencial 2018.

Eliminación del requisito de al menos diez años de militancia para competir por un puesto de elección popular.

Cabe recordar que el candado ya se había abierto para otros cargos, pero no para La Grande.

El susodicho deberá gozar de buena reputación y simpatizar con los principios del partido.

Ser un buen chico, pues.

-Freno a los chapulines plurinominales.

Este punto continúa calientito, porque quienes están implicados no quieren soltar el hueso… ni el fuero.

Pretenden continuar brincando de aquí para allá, del Senado a la Cámara de Diputados y viceversa.

Porque el candado los amarra sólo para evitar los plurinominales en fila, pero no si buscan la beca en las urnas.

-Dar a jóvenes 30 por ciento de las candidaturas, con el objetivo de renovar los cuadros políticos.

Una de cada tres para aspirantes de hasta 35 años de edad.

-Y dizque combate a la corrupción, con medidas como multas a candidatos y funcionarios que hayan llegado al cargo respaldados por el partido y que no entreguen cuentas claras.

Y con tortas de frijol, chescos, espantasuegras, serpentinas, confeti, tambora y más, al mero estilo del dinosaurismo que México creyó ido, los tricolores echarán porras al oriundo de Atlacomulco, quien dirigirá su discurso al filo del mediodía.

Y será el protagonista, el actor principal.

El rockstar.

José Antonio Meade Kuribreña, Aurelio Nuño Mayer y José Narro Robles acapararán los reflectores, porque parece un traje hecho a la medida de los tres.

No obstante, también gravitan Miguel Angel Osorio Chong, Eruviel Avila Villegas y Enrique de la Madrid Cordero.

Habrá que estar atentos al aplausómetro.

Es indicativo. Es clave.

El gabinete en pleno fue invitado a la asamblea priísta en el Palacio de los Deportes.

La movieron por cuestión de cupo. Insurgentes Norte, donde está su sede, nomás no daba.

Y como muestra de hermandad que tiene visos de cofradía, Peña Nieto comió ayer en Los Pinos con ex dirigentes nacionales del PRI.

Encabezó, por supuesto, el actual.

Enrique Ochoa Reza acudió puntualito y engelado -¿o será Wildroot?- a la cita, en la que estuvieron Manlio Fabio Beltrones, Ignacio Pichardo Pagaza, César Camacho, Humberto Roque, Adolfo Lugo, Fernando Ortiz –a quien todos aventaban, menos él, para suceder al ejecutado Luis Donaldo Colosio como candidato en 1994-; Dulce María Sauri, Beatriz Paredes y María de los Angeles Moreno.

Todos, unidos por un objetivo: que el PRI no pierda la Presidencia de México.

Aiga sido como aiga sido reloaded.

Hoy se dará un paso más en el boceto del tapado, pero será hasta que pase el quinto informe de gobierno y, sobre todo, cuando haya relevo de Agustín Carstens Carstens en el Banco de México (Banxico), allá por octubre, cuando la señal sea más clara.

Si Meade no va de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) al Banxico, tendrá un punto más a su favor.

 

Congelan cuentas aquí

Rafael Márquez y Julión Alvarez han reaccionado de forma distinta a las acusaciones de nexos con Raúl Flores Hernández, El Tío.

El futbolista ya se movió y trae de abogado a José Luis Nassar Peters, nieto de José Luis Nassar Haro, titular de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), en la década del ochenta, e hijo de José Luis Nassar Dew.

Anoche, informó que sus cuentas bancarias y sus bienes ya fueron congelados o asegurados, tal como en Estados Unidos.

El cantante, dicharachero y despreocupado, como se mostró en la conferencia del jueves, ya canceló su primer concierto, en Tucson, Arizona.

Ambos ya ni tienen visa, por ahora.

 

Cooperación ¿y por qué no le avisaron?

Y en el caso del chiapaneco y el video y fotos tomados en el Cañón del Sumidero, en Chiapas.

¿Cómo es posible que nadie en el equipo de Peña Nieto le haya advertido que tomarse una fotografía casual con Julión sería negativo para la imagen presidencial? 
      Si la colaboración entre Estados Unidos y México existe, como se ha dicho desde que se conoció el caso, entonces alguien del equipo no hace su trabajo, porque la información jamás llegó al mexiquense.

-¡No se tome esa foto!, debieron decirle.

Pero no, nadie le avisó.

Raúl Cervantes Andrade, senador con licencia que trabaja como procurador general de la República, no le dijo, no le advirtió.

Y eso es muy grave, porque demuestra que para Washington, con todos  y presunta colaboración, México no existe.

Y porque demuestra que en México no hay inteligencia.

O que Pegasus sólo aplica para quien les conviene.

Si sabía y no lo dijo, grave.

Pero más grave, si no lo sabía.

 

Vámonos:  Ora resulta que las Tutsi Pop tienen plomo en exceso.

¿Cómo cuántas ha disfrutado a lo largo de su vida?

Son clásicas en la primaria y secundaria.

Y en las piñatas.

No mamiblu, dice el clásico.

albermontmex@yahoo.es                   @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *