Perderán seguro 24 millones si desmantelan el Obamacare

Crece la presión demócrata e incluso republicano contra el plan de Trump

WASHINGTON, eu.- 13 mar (Reuters) – Hasta 14 millones de estadounidenses perderían su seguro médico el año próximo si entra en vigor un plan republicano para desmantelar el “Obamacare”, afirmó el lunes la no partidista Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO) en un potencial revés al presidente Donald Trump.
El esperado informe estimó también que 24 millones más de personas estarían sin seguro en 2026 si es adoptado el plan que es debatido en la Cámara de Representantes. El “Obamacare” permitió que unos 20 millones de ciudadanos sin seguro previo obtuvieran cobertura médica.
La CBO calcula que 52 millones de personas carecerán de seguro en 2026 si el proyecto se convierte en ley, comparado con los 28 millones que no gozarían de cobertura si se mantuviera sin cambios la ley inspirada por el ex presidente Barack Obama.
Dos comisiones de la Cámara de Representantes han aprobado la legislación para desmantelar el Obamacare que fue presentada hace una semana por líderes republicanos, pero se enfrenta a la oposición no solo de los demócratas, sino también de actores del mundo sanitario como médicos y hospitales y muchos conservadores. Los hallazgos del reporte de la CBO podrían complicar el paso del plan republicano por el Congreso.
No obstante, la agencia dijo que los déficits federales caerán en 337.000 millones de dólares netos en el periodo 2017-2026 si entra en vigor la iniciativa republicana.
Algunos republicanos temen que un fracaso en la aprobación de esta legislación pueda complicar el mandato de Trump y preparar el escenario para derrotas del partido en las elecciones legislativas de 2018.
El presidente de la Cámara de Representantes y principal promotor del plan en el Congreso, Paul Ryan, dijo que las estimaciones de la CBO mostraron que al final se rebajarían las primas, al tiempo que destacó que el Legislativo y el Gobierno tienen previsto dar pasos adicionales para mejorar el sistema de salud.
“Nuestro plan no tiene que ver con obligar a que la gente compre coberturas caras que cubran todo. Busca dar a la gente más oportunidades y un mejor acceso al plan que quieran y puedan permitirse. Cuando la gente tiene más elecciones, los costos bajan”, aseguró.

 

Presión demócrata

“El informe del CBO muestra hasta qué punto las promesas del presidente son vacías, según ellas todo el mundo estará cubierto y los costes serán bajos”, declaró el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.
El secretario de Salud, Tom Price, rechazó el informe, señalando que la estimación del CBO no contempla las fases de la reforma que prevé el gobierno.
Los republicanos moderados no son los únicos que se oponen al proyecto de reforma. El ala derecha del partido considera que el plan es poco agresivo y amenaza con boicotear. Los demócratas están totalmente en contra.
Consciente de la difícil batalla que se encara, Trump ha multiplicado sus comparecencias para reiterar que la actual legislación es “un desastre”.
“La prensa transmite una imagen muy positiva de Obamacare (…) pero la ley está implosionando y 2017 será aún peor”, aseguró durante una mesa redonda, cuyo objetivo era demostrar que el coste de los seguros privados ha aumentado en los últimos años para la clase media.
Los líderes republicanos saben que si el proyecto fracasa, la consecuencias serán nefastas porque la derogación de Obamacare es su primera apuesta política con la que quieren simbolizar su vuelta al poder. (Agencias)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *