Política energética actual, un fracaso: Cárdenas

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano afirmó que la política energética actual es un fracaso ya que pone en riesgo la estabilidad económica social de nuestro país.
“Es urgente señalar, por lo tanto, que el fracaso evidente de la política energética actual está creando problemas que entrañan gravísimos riesgos para la estabilidad económica y social del país, y constituirán un obstáculo de grandes dimensiones para el futuro inmediato, independientemente de cuál sea el rumbo político que se imponga al país al cambio del sexenio”, dijo.
Durante su discurso por el 79 Aniversario de la Expropiación Petrolera, en el Monumento a la Revolución, el coordinador de Asuntos Internacionales del Gobierno de la Ciudad de México urgió a que se frene la liberación de las gasolinas, pues esta medida será sólo en beneficio de empresas extranjeras.
“La liberación de la distribución de las gasolinas representa un negocio de más de 32 mil millones de dólares al año, que buscan aprovechar múltiples empresas extranjeras que quieren venir a México, no a bajar los precios, sino a tratar de aumentar cada vez más sus ganancias”, subrayó.
Auguró que a finales de este año Pemex no participará más en el mercado de hidrocarburos, lo que implica que el petróleo crudo y el gas que se extraigan del suelo pasen a manos de un particular.
“Esa medida no es solo un gravísimo error, y una concesión privilegiada, sino que entraña además, una cesión de soberanía del Estado sobre un recurso energético, no sólo por su valor económico sino, sobre todo, por su relevancia política y social”, indicó.
Acompañado del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera,la líder nacional del PRD, Alejandra Barrales y algunos líderes de izquierda, Cárdenas Solórzano sostuvo que para el beneficio social, el país requiere de sus recursos energéticos y de empresas estatales sólidas que garanticen que la renta y el provecho de esos recursos se distribuyan equitativamente para beneficio de los mexicanos.
En lo que el propio Cárdenas denominó como un “Acto reivindicatorio del 18 de marzo”, enfatizó respecto a la necesidad de emprender una recuperación económica y social, impulsada con dignidad y soberanía en beneficio de la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *