Precios de gasolina son rumores; cinco regiones en 2017, dice CRE

Los precios de gasolinas para 2017 que se han publicado en los últimos días son especulaciones, en tanto que cada una de las cinco regiones tendrá un precio diferente, señaló ayer la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Petróleos Mexicanos y la Secretaría de Energía (Sener).

Será hasta la semana próxima cuando la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), dé a conocer el precio máximo de referencia para todo el país, ya que será hasta el 30 de marzo cuando inicie la flexibilización del mercado de gasolinas y diésel en Baja California y Sonora.

En conferencia de prensa conjunta, informaron que el cronograma establece que la segunda etapa se dará el 15 de junio próximo en los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y en el municipio de Gómez Palacio, Durango; la tercera será el 30 de octubre en Baja California Sur, Durango y Sinaloa.

Mientras que la flexibilización de precios de la cuarta zona se dará el 30 de noviembre del año próximo en Aguascalientes, Ciudad de México, Colima, Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Oaxaca, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

Y la quinta etapa será el 30 de diciembre de 2017, en la región sureste del país, comprendida por los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Guillermo García Alcocer, presidente de la CRE, explicó que este proceso inicia en la zona norte del país, donde se ubican diversas fuentes de suministro que facilitan la importación, almacenamiento y transporte por medio de ductos, buques y autotanques.

“En la región se encuentran más de 30 por ciento del total de distribuidoras, con tres sistemas de transporte por ducto y cerca de 23 terminales de almacenamiento; además existen diversos puntos de importación por carretera y mar”, dijo.

Comentó que bajo el nuevo esquema cada una de las cinco regiones tendrá un precio diferente, con un tope máximo fijado por Hacienda hasta que entre la liberalización.

García Alcocer señaló que una vez que se dé esta acción, la construcción de precios de gasolinas y diésel dependerá del precio internacional del petróleo; los costos de refinación, transporte y almacenamiento; el margen comercial de venta; los impuestos y el tipo de cambio vigentes.

Y para evitar abusos, la CRE administrará un sistema de información para el monitoreo de precios al público.

Asimismo, observó que para el próximo año los mercados de gasolinas y diésel transitarán de un modelo de proveedor único a un esquema abierto y competitivo, en el que diversos jugadores llevarán combustibles a todo el país.

Señaló que la liberalización de los precios de las gasolinas  podría generar una inversión de alrededor de 16 mil 131 millones de dólares en materia de infraestructura logística y nuevas estaciones de servicio, además de dar mayor seguridad en el abasto y mayor competencia.

En su momento, Carlos Murrieta Cummings, director general de Pemex Transformación, señaló que la flexibilización será precedida por el proceso de Temporada Abierta que estableció la CRE el pasado 24 de noviembre, mediante el cual nuevos jugadores podrán rentar capacidad disponible de transporte y almacenamiento que tiene Pemex.

De esta forma, el pasado lunes, la empresa productiva del Estado inició el proceso de dicha Temporada de la infraestructura de almacenamiento y transporte por ducto de petrolíferos en los estados de Baja California y Sonora.

“Se trata de poner a disposición de terceros, en plan de renta, la infraestructura que se tiene para acelerar el proceso de competencia”, comentó durante la conferencia.

Por otro lado, el subsecretario de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía (Sener), Aldo Flores Quiroga, dijo que la política de almacenamiento de petrolíferos busca seguridad energética, al considerar que las reservas almacenadas pasen de 15 a 30 días, y que éstas se usarían sólo en caso de emergencia para garantizar el abasto de combustibles, como en caso de algún huracán.

De su parte, Rafael Ochoa Morales, subprocurador Jurídico de la Profeco, comentó que en este contexto la Procuraduría Federal del Consumidor reforzará sus acciones de verificación en gasolineras para proteger los derechos de los consumidores, además vigilará a las nuevas empresas, como lo hace con las ya establecidas, para que den litros completos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *