Presentarán nuevo amparo los vecinos inconformes con la obra de la Línea 7 del Metrobús

Los vecinos que están en contra de la construcción de la Línea 7 del Metrobús presentarán antes del próximo 15 de julio, un nuevo amparo contra esta obra, bajo el argumento de que los autobuses de doble piso no solo afectará la imagen, sino se tendrá más contaminación en la zona.

El representa de los colonos inconformes, Víctor Juárez, señalo que el Gobierno de la Ciudad de México no ofrece la información correcta respecto a si las unidades serán menos contaminantes, cuando van a consumir diesel, incluso los autobuses son de desecho

“Estos autobuses, particularmente de doble piso, ya no pueden circular en Europa, no está autorizados en Canadá ni en Estados Unidos, y vengan los mexicanos corruptos a comprarlos y los consiguieron al tipo de cambio en 5 millones de pesos y en sus informaciones dicen que fue a 11 millones de pesos”, mencionó.

El Gobierno de la Ciudad de México, que encabeza Miguel Angel Mancera, incumplió con el acuerdo con los alcaldes de Madrid, Manuela Carmen, y de París, Anne Hidalgo, para sustituir autobuses contaminantes por vehículos que sean más amables con el mediio ambiente.

Ramon Ojeda Mestre, de la Academia Mexicana De Derecho Ambiental, dijo que estas unidades que costaron, cada una de las 90 que transitara en la Línea 7, 16 millones de pesos, pero no son para transitar a dos 240 metros sobre el nivel del mar, que es donde está situada la Ciudad de México.

Precisó que lo deseable es que los autobuses fueran eléctricos y los que circularan ni siquiera fueron sometidos a pruebas.

“Estoy totalmente de acuerdo hubieran sido eléctricos, articulados y hubieran sido de un solo piso y que fueran por otra ruta, como los probaron a ver si penas llegaron hace dos días, están engañando, no se han hecho las pruebas porque los autobuses no estaban aquí, los motores no estaban aquí”, reprochó.

Expertos en transporte, como la Unión Internacional del Transporte con sede en Bélgica, consideró que la apuesta por los autobuses de esta Línea, debieron ser eléctricos y no por unidades que utilicen combustibles fósiles, por lo que no se prevé se disminuya la emisiones contaminantes.

Cabe recordar que la autoridad del Gobierno de la Ciudad de México, durante la cumbre de alcaldes el pasado 1 de diciembre, se comprometió ante sus homólogos de Madrid, Manuela Carmen, y de París, Anne Hidalgo, a prohibir los motores con uso de combustible diesel, a fin de reducir emisiones contaminantes, compromiso que evidentemente no está cumpliendo.

Los 90 autobuses modelo enviaron 500 de tres ejes y segundo piso para la Línea 7 del Metróbús se adquirieron en Londres, Inglaterra, a la empresa Alexander Dennis Limited y los cuales han comenzado a ser embarcados desde el puerto de South Hampton hacia el puerto de Veracruz, México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *