Propone Hilda Ceballos hasta tres años de prisión a quienes cometan actos de discriminación

La senadora Hilda Ceballos Llerenas propuso modificar el Código Penal Federal, a efecto de aplicar sanación privativa y económica a personas que atenten contra la dignidad humana y que vulneren derechos o libertades por motivos de discriminación.La legisladora del PRI planteó aplicar de uno a tres años de prisión, o de 150 a 300 días de trabajo a favor de la comunidad y hasta 200 días de multa, a quienes nieguen o limiten la reparación de daños a las víctimas por violación a los derechos humanos.

Asimismo, para aquellos individuos que nieguen o restrinjan el acceso a un trabajo digno por razones basadas en la edad de los trabajadores, particularmente cuando sean jóvenes o adultos mayores; separe de su fuente de empleo por razones de ideología política, orientación sexual, discapacidad o enfermedad.

Del mismo modo, a quien niegue o limite los derechos de las personas por su condición de migrante, lugar de origen o condición étnica y a los que promuevan o instiguen a la realización de comportamientos constitutivos de hostigamiento y de violencia, “orientados a causar daños físico o moral a una persona, grupos de personas, comunidades y pueblos, así como el desplazamiento de su lugar de origen”. 

Ante el pleno de la Comisión Permanente, Ceballos Llerenas señaló que la discriminación es uno de los peores males que lacera a la sociedad, pues “el trato desfavorable o desprecio en contra de las personas o grupos sociales no solamente afecta los derechos humanos más fundamentales, sino también limitan la posibilidad de acceder a una vida digna”.

Indicó que la exclusión por origen étnico, sexo, preferencias sexuales, estado de salud, condiciones socioeconómicas, credo o religión, ideologías, entre otros aspectos, constituyen sólo algunas fuentes de marginación y restricción de derechos sociales.

Recordó que el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) ha identificado algunas prácticas de discriminación, por motivaciones de origen social, económico, político o cultural; por lo que es fundamental que el Código Penal Federal establezca sanciones penales y administrativas en contra de todas aquellas personas que incurran en estas acciones.

“Es necesario aplicar estos castigos a fin de evitar que sigan aumentando este tipo de prácticas que tienen por efecto impedir o anular el reconocimiento o el ejercicio de los derechos y la igualdad real de oportunidades de las personas y donde prevalezca el estado de derecho”.

La senadora aseguró que el combate a la discriminación será más efectivo mientras se continúe fomentando la tolerancia y una cultura por la diferencia y se fortalezcan las leyes para hacerlas más eficientes.

La iniciativa se envió a la Comisión de Justicia para su análisis y dictamen correspondiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *