Se arman contra saqueadores en el sexto día de protestas

PUEBLA/XALAPA.- Habitantes de Puebla y Veracruz decidieron ayer formar una guardia civil y armarse con piedras, palos, tubos y machetes para hacer frente a saqueadores que amenazaran sus comercios, en lo que fue el sexto día de las protestas contra el aumento en el precio de los combustibles.

A mediodía, comerciantes de la Central de Abasto de Puebla se enfrentaron a saqueadores, quienes llegaron al lugar para cometer actos de rapiña.

Los comerciantes los recibieron con piedras y palos y aseguraron que la forma en que respondieron fue sólo para defender su patrimonio y solicitaron la pronta intervención de las autoridades estatales y municipales.

En Xalapa, y ante un intento de saqueo en Plaza Clavijero y Casa Ahued en el centro de la ciudad, los locatarios se amaron con palos y tubos para defenderse y solicitaron la intervención de la policía estatal, que implementó un operativo en la zona.

Locatarios del mercado Malibrán, Unidad Veracruzana, Hidalgo, y de la zona centro de ciudad, también se armaron ante la amenaza y los rumores de que vándalos realizarían saqueos en comercios por tercer día consecutivo.

A pesar de la llegada de 250 elementos de la Policía Federal y la Gendarmería Nacional la mañana de este viernes, los locatarios decidieron enfrentar solo a la delincuencia.

Fuerzas del orden detuvieron a personas que participaron en disturbios en la zona de Tejería, en el puerto de Veracruz, donde saquearon tiendas de conveniencia.

Las violentas manifestaciones y saqueos en México por el fuerte aumento del precio de la gasolina dejaron tres muertos y más de 1.500 detenidos, informaron autoridades este viernes, al asegurar que el funcionamiento de las gasolineras ha quedado prácticamente restablecido.

Dos personas murieron por heridas de bala en un enfrentamiento ocurrido el jueves con policías en el municipio de Ixmiquilpan (Hidalgo, centro), donde las protestas derivaron en actos vandálicos. La fiscalía local no precisó este viernes si los disparos provinieron de policías o civiles.

Las autoridades estatales habían reportado el jueves que ocho civiles y cinco uniformados fueron lesionados durante estos disturbios.

La noche del miércoles, un policía de Ciudad de México fue la primera víctima mortal tras ser atropellado cuando trataba de impedir un robo a una gasolinera durante las protestas.

Los aumentos de hasta el 20,1% en el precio de la gasolina y de 16,5% en el diésel, los mayores en años, entraron en vigor el 1 de enero desatando una inédita ola de protestas, numerosos bloqueos carreteros y en gasolineras, así como saqueos y robos.

La Policía Federal fue desplegada en varias regiones, se realizaron sobrevuelos “en puntos estratégicos” y actualmente se instauran medidas de “disuasión, para evitar que se generen nuevas afectaciones”, subrayó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *