Se reserva Duarte derecho a extradición exprés

El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, se reservó ayer ante la justicia federal guatemalteca su derecho a allanarse a la extradición solicitada por el gobierno de México.

Así, permanecerá tiempo finito en la prisión de Matamoros con la etiqueta del preso número 27 en tanto se resuelve su caso por la vía diplomática judicial.

En audiencia pública, trasmitida por todos los medios electrónicos que debidamente lo solicitaron, el político de extracción priista espetó:

“En este momento no puedo allanarme sino hasta que llegue la solicitud formal de extradición y sea evaluada por mi defensoría.

“Esto no quiere decir que no lo vaya a hacer, sino que hasta que llegue y sea evaluada por mi defensor y pueda determinar (…) Me reservo este derecho hasta que llegue la solicitud formal”.

Duarte apareció en una sala de juicio oral pensativo, intrigado, pero tranquilo. Estaba flanqueado por familiares, asesores legales y un abogado de oficio.

Los tres jueces del Tribunal de Quinta Sentencia le informó de la imputaciones en su contra y le inquirió sobre la posibilidad de allanamiento voluntario.

Tras reservarse concluyó la primera audiencia que duró alrededor de dos horas.

Por tal, el tribunal guatemalteco determinó que el ex mandatario continuará preso en la cárcel de máxima seguridad de Matamoros, en la ciudad de Guatemala.

Aquí se le enterará del pliego formal de extradición y sus términos precisos. Esto deberá ocurrir en los siguientes 60 días naturales.

En la diligencia de ayer el ex mandatario imputado por Delincuencia Organizada y Lavado de dinero, Duarte de Ochoa nombró como su defensa a dos abogados guatemaltecos, entre ellos Óscar Passán.

El Tribunal de Quinta Sentencia en una prima intervención notificó las imputaciones hechas, además se le indicó sobre la red de habría tejido el ex mandatario mediante prestanombres y con recursos de federales y estatales.

Los cargos imputados por la PGR: Delincuencia Organizada y Operación con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero).

El juez César Adán García en todo momento fue cordial con la defensa y, en el marco de la ley, condujo la diligencia de acuerdo a los protocolos internacionales en materia penal lo que denota el avance del sistema de justicia en  Guatemala y que apenas se generalizó en México desde el pasado 18 de junio.

En la diligencia estuvo también del abogado mexicano Paulo Campusano de la Mora, quien fungió solo como asesor, pero será quien coordine toda la defensa legal de Duarte de Ochoa.

La PGR en México informó que ya hizo contacto con las autoridades guatemaltecas y entregó la solicitud formal de extradición, para que avance el proceso para logar que llegue Duarte a México lo más pronto posible.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *