Sí, la manoseó

Reitera Taylor Swift que el disc jockey David Mueller, le agarró el trasero durante una sesión de fotos antes de un concierto hace cuatro años; testifica la mamá.

DENVER.- La cantante de pop Taylor Swift testificó que fue objeto de un manoseo “intencional” por parte del disc jockey David Mueller, de Colorado, durante una sesión de fotos antes de un concierto hace cuatro años.

Swift, de 27 años y una de las cantantes más populares de Estados Unidos, respondió enérgicamente al interrogatorio del abogado Gabriel McFarland diciendo varias veces que “su cliente me agarró el trasero”. “Fue intencional (…) Sentí cómo me agarró la nalga debajo de mi falda”, añadió.

Mueller, de 55 años, dijo el martes que podría haber tenido un contacto físico no intencional con Swift, pero negó un comportamiento inapropiado.

Swift, que estuvo una hora en el estrado el jueves, dijo que parecía que Mueller y su novia, quien se paró del otro lado de la cantante para la fotografía, habían “bebido un par de cócteles”.

Cuando McFarland le preguntó por qué su guardaespaldas no hizo nada cuando “este tipo grande borracho” la manoseó, Swift respondió: “Nadie esperaba que esto ocurriera (…) Nunca había pasado antes. Fue horrible e impactante”.

Cuando la interrogó sobre su reacción al saber que Mueller se había quedado sin empleo, Swift dijo que “no lo quería volver a ver. Y aquí estamos años después y me culpan por los desafortunados eventos en su vida”, refiriéndose al despido del DJ luego de que la radio donde trabajaba investigó el incidente.

Mueller inició el litigio, diciendo que Swift inventó la historia y presionó a la radio KYGO para echarlo. La cantante contrademandó por agresión, pidiendo la simbólica suma de 1 dólar por daños. La artista dice que sus representantes informaron a la radio sobre el incidente pero que ella nunca pidió que lo despidieran.

El jueves también testificó el gerente de la radio que despidió a Mueller. Robert Call dijo que el disc jockey primero negó que había tocado a Swift, pero que cuando se le mostró la fotografía respondió: “Bueno, si sucedió, fue accidental”.

Call explicó que echó al DJ debido al cambio en su relato del incidente y porque la foto mostraba que su mano “no estaba donde debía estar”.

 

TAMBIÉN LA MAMÁ

La madre de la estrella del pop Taylor Swift dijo el miércoles ante un tribunal que le dio asco cuando supo que a su hija la habían manoseado durante una sesión de fotos antes de un concierto hace cuatro años, pero que decidieron no llamar a la policía para evitar la publicidad.

“No quería que este evento definiera su vida”, dijo Andrea Swift en el segundo día de testimonios en un juicio federal que se originó tras la acusación de la cantante de que un disc-jockey de Denver le tocó el trasero por debajo de su vestido.

La madre de Swift dijo en el estrado que una preocupación específica era la posibilidad de que la fotografía tomada con el locutor de radio en cuestión, David Mueller, podría terminar siendo viral e incluso ser adulterada de una forma lasciva.

“Me sentí muy mal, sentí que quería vomitar”, dijo Andrea Smith cuando le preguntaron cómo reaccionó cuando su hija le dijo que la habían manoseado en la recepción a sus aficionados antes de un concierto en junio del 2013 en Denver.

“‘Mamá, un tipo me acaba de agarrar el trasero en la recepción'”, recordó que le dijo su hija tras el supuesto incidente.

Mueller, que perdió su empleo en la radio KYGO-FM por el incidente, insistió bajo juramento el martes que era inocente de comportamiento inapropiado y una víctima de falsas acusaciones. Dijo que podría haber tenido un contacto físico imprevisto con Swift, tal vez rozando un brazo o torso. Pero cuando su abogado le preguntó si había tocado el trasero de la cantante, el ex disc-jockey dijo: “No, no lo hice”.

Mueller, de 55 años, inició la demanda, diciendo que Swift inventó la historia y presionó a KYGO para que lo despidiera. La cantante contrademandó por agresión.

El abogado de la cantante, J. Douglas Baldridge, insinuó durante las repreguntas a Mueller el martes que el DJ estaba enojado por haber tenido que esperar junto a las fans de Swift para tomarse la fotografía en la sesión de fotos a la que asistió con su novia. El ex disc-jockey negó que la espera lo haya contrariado. (REUTERS)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *