Su nombre era Dolores

Si algo tiene la bioserie de 26 episodios sobre Jenni Rivera, además del kilométrico título de “Su nombre era Dolores, la Jenn que yo conocí” (Azteca 13, lunes a viernes, 20:30 horas), es contar con el sello de “No autorizada”, lo que le otorga un atrevimiento natural que sale a relucir y revitaliza la telera nuestra de cada día.
Escrita por el ex mánager de Jenni Rivera, Pete Salgado (personificado por Javier Díaz Dueñas, actor que cumple medio siglo de andar en los escenarios), esta bioserie sí tiene “tela de donde cortar”, no se anda con medias tintas y en cada capítulo algo sucede, porque mostrar, contar y ponerse de acuerdo en la vida de alguien como “La diva de la banda” nunca va a dejar a todos contentos, y menos a los familiares, en este caso Don Pedro Rivera, el padre de la cantante, que falleciera trágicamente en un accidente aéreo, ni tampoco a sus hijos, hermanos, parentela, arrimados y fans.
“Su nombre era Dolores”, de los creadores de “Hasta que te conocí” (bioserie de Juan Gabriel) tiene ritmo televisivo, en buena parte, a la inclusión de “desarrollistas” (Denisse Quintero y Juan Pablo Cháirez) en la producción de Sandra Cabriada, que cuenta también con una quinteta en la producción ejecutiva, un riesgo si no se sabe trabajar en equipo pero una gran ventaja, como en este caso, para abarcar más espectros de la realización, igual que un Lead Editor (Camilo Abadía), autores de una obra audiovisual (Héctor Barrios y Alejandro Aimetta), y hasta de un Showrunner, a cargo de la continuidad para que sea congruente con el guión, a cargo de Anaí López y Julio Geiger.
Así, esta Jenni Rivera no autorizada es más de verdad, más de carne y hueso, porque una bioserie debe mostrar los claroscuros, no sólo exaltar la adoración (Joan Sebastian), o la superficialidad (Paquita la del Barrio), so pena de caer en la incongruencia.
Gusta el casting con todo y el splanglish y los subtítulos de los “pochismos”, destacando la actriz Luz Ramos como Jenni; Geraldine Galván como su hija “La Chiquis” (a quien le endilgaron abultada botarga en los glúteos para dar el verdadero aspecto físico), Luis Felipe Tovar como “Gabo”, María Rojo como Doña Rosa, Tomás Gorós como Don Pedro y Mariana Burelli como Rosie.
El soporte en elenco es con talento hecho en México, actrices y actores a quienes vemos de una televisora a otra en busca de chamba, de oportunidades sin exclusividades.
“En esta casa la palabra gordo no se nombra”, le dice una inestable emocional Jenni Rivera a su mantenido esposo Juan, a la par que a su “baby” no la deja respirar ni andar noviando, pese a que ella se ausenta toda la semana por su carrera artística, para “ser una estrella”…”No tienes tiempo de ser mamá…yo tampoco”, le escribe la “Chiquis” antes de dejar la casa materna.
Y es que para llegar a ser la “Diva de la banda”, Jenni debió cambiar varias veces de rumbo, aceptar que no debía cantar en inglés y sí, en cambio, conquistar el mercado latino con su estilo de banda, popular y entrañablemente cercano. “No soy una cantante de centro nocturno”, refunfuñaba la artista ante Pete Salgado, su mánager y quien es autor de esta bioserie transmitida con anterioridad por Univisión.
“Soy bruta”, se repite una y otra vez esta Jenni, quien pese a querer controlar su vida y a quienes la rodeaban, no pudo con el vértigo de la fama (¿quién puede de verdad?).
Las bioseries también ayudan a desmitificar y, por ende, a borrar falsedades, rumores y mitos generacionales. Los secretos de Jenni no se contraponen al valor de una mujer que desde jovencita vivió a contracorriente: embarazada a los 15 años, madre adolescente pero aguerrida como pocas en un país que, como ahora lo volvemos a comprobar, los sueños se pueden convertir en pesadillas.
Janney Dolores Rivera Saavedra, “la Jenn que conocí”, es mujer y diva, tan humana como su ego de artista y cuya fama fue exaltada por sus millones de fans, esos mismos que no podían creer su trágica e intempestiva muerte.

Ver para creer. Telévoros: ¡Uníos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *