Urgente llamado a la congruencia

Quedarse a solas con la conciencia, aunque puede ser en extremo peligroso, a veces es liberador.

Durante mucho tiempo pensé debía esperar que alguien más abordara el tema, pues mi extrema cercanía con este asunto, consideré, podría plantear el dilema de ser juez y parte o la posibilidad de levantar suspicacias acerca del origen de mis señalamientos.

A solas con mi terrible interlocutora, fuente de cuestionamientos tan severos que ninguna otra fuente siquiera se acerca a su crudeza -más durante la madrugada-, y origen real de mis decisiones, veredictos y condenas así sean contra mí, puedo contestarme lo anterior.

Acabo de descubrir, sorpresivamente, que legalmente soy Presidente Vitalicio Fundador de la institución sobre la que escribiré – ¡tanto que cuestioné a Fidel Velázquez! -, lo que, efectivamente, me hace parte en este caso, pero definitivamente no soy juez en éste, pues mi relación con el gobierno que le cobijó y al que serví acabó desde hace año y medio.

¿Motivación? Sencilla de conocer a través de quienes me conocen. Nada más. Bueno, sí, algo más: no acepto que las posibilidades de desarrollar el talento estén sólo al alcance de unos cuantos, máxime cuando urge este.

Libre ya de ataduras inmorales, que sin duda acepté; de bajezas que callé, que sin duda escondí; y de miedos a ser, que sin duda padecí, debo abordar entonces el tema de la amenaza de desaparición de la Escuela de Arte y Cultura Taurina del Estado de Zacatecas, asociación civil, que tiene relación no solamente con el presente y futuro de los toros, sino, fundamentalmente, con la actualidad y esperanza del país.

Aceptar como incambiables la mentira y ausencia de fondo en los gobernantes, trae consecuencias como las bien conocidas en México, donde existe el inminente peligro de que el desprestigio y ausencia de credibilidad en la política den paso, ahora sí totalmente libre, a la barbarie. Aunque debiese ser obvio, vale observar que ni todos los políticos son corruptos o tontos, ni la política es por definición falsedad.

Resulta entonces inaceptable que el Decreto 640, dado el 8 de julio de 2013 e impulsado por el ex gobernador Miguel Alonso Reyes, que declara que en el estado de Zacatecas la fiesta de toros es Patrimonio Cultural Inmaterial y obliga a darle apoyo, haya sido sólo un motivo más para la foto y el culto al ego.

“El Poder Ejecutivo del Estado de Zacatecas a través de la Secretaría de Turismo. El Instituto Zacatecano de Cultura «Ramón López Velarde» y demás dependencias y entidades de la Administración Pública Estatal, en coordinación con las organizaciones de la sociedad civil, promoverán actividades tendientes a la preservación y promoción de esta tradición popular”, reza el artículo segundo del citado decreto que aborda, hasta en exceso, las causas por las cuales la fiesta brava en la entidad debe ser protegida y hoy se suma al enorme acervo de letras muertas en el país.

Igualmente, no por sabidas o esperadas deben resultar aceptables las mentiras expresadas en las campañas políticas, como sucedió en la del hoy gobernador Alejandro Tello Cristerna, donde hubo hasta reuniones con taurinos y expresiones directas para apoyar la fiesta, las que al tomar posesión primero quedaron en negativas, hasta por escrito, para continuar el patrocinio a la Escuela y luego se volvieron a transformar en más promesas.

Por ser realmente una joya ejemplar de la “cultura política” nacional, tanto que hasta divertida resulta, vale la pena reproducir los siguientes fragmentos encontrados en la sala de prensa virtual de una página electrónica atribuida al PRI zacatecano. La reproducción es textual y nada tiene que ver con las limitaciones del autor de esta columna respecto al idioma español:

“Alejandro Tello Cristerna, candidato a gobernador de la Alianza Zacatecas Primero, presentó su Contrato con Zacatecas, en el que propone restaurar los lazos de confianza entre el ciudadano y el gobierno.

“El Contrato de Alejandro Tello con Zacatecas resume la propuesta que como ciudadano, más allá de los partidos políticos, él tiene con su estado, el Contrato de Tello con los zacatecanos incluye una clausula de rescisión, “si no lo cumplo, me voy”, fue el compromiso ineludible que asumió el candidato a la gubernatura.

“Durante la presentación de el Contrato que hizo con Zacatecas y los zacatecanos, Tello Cristerna dijo que basarse en un plan no es lo suficientemente comprometedor y las promesas siempre acaban incumpliéndose, lo mismo, destacó, pasa con las plataformas, las cuales son demasiado políticas, “por eso propongo el Contrato con la gente, porque vincula y obliga”.

Nacimiento de la Escuela

En enero de 2013 presencié en la Feria de León una actuación de Juan Pablo Sánchez, quien destacó por su técnica, la que alcanzó niveles dignos de un maestro.

Tras ver ese trasteo, que asumí era reflejo del gran trabajo realizado en las escuelas taurinas de Aguascalientes, concebí la creación de la Escuela de Arte y Cultura del Estado de Zacatecas, asociación civil. Ni los aguascalentenses eran extraterrestres ni los zacatecanos carecían de talento. El gran tema era el trabajo y la inclusión de la tauromaquia en un proyecto de desarrollo integral.

Ese año el Gobernador Miguel Alonso Reyes, quien aún parecía de origen terreno, confió en el proyecto y destinó 30 mil pesos mensuales a la Escuela, cantidad que hasta ser suspendida por su sucesor desde el 12 de septiembre del año pasado, no tuvo incremento alguno.

Acerca de esa aportación, que sin duda se agradeció y agradece al anterior mandatario, puede hablar más el siguiente fragmento del primer informe de la Escuela, que presenté en mi calidad de presidente de su Consejo:

“…El 90 por ciento de los ingresos de la misma se destina a la docencia y prácticas taurinas. Ningún integrante del Consejo recibe sueldo ni viáticos. En un año de trabajo el único gasto para una reunión de Consejo fue de 315 pesos y nos propusimos no volverlo a hacer.

“El patrocinio estatal es de 360 mil pesos anuales, equivalente apenas al 21 por ciento de la mejor academia taurina municipal de México.

“En nombre de la Escuela hago un respetuoso llamado a los poderes Legislativo y Ejecutivo, para que en el marco de sus respectivas atribuciones y en conjunto con las organizaciones de la sociedad civil, den el siguiente paso con relación al Decreto 640 y éste no se convierta en una buena intención documentada”.

La Escuela fue formalmente constituida el 27 de septiembre de 2013 con el propósito de incentivar, fomentar y desarrollar la actividad taurina, pero, sobre todo, para contribuir a la formación de mujeres y hombres con carácter para superar retos dentro y fuera del ruedo, capaces de hacer de valores como la disciplina y perseverancia, herramientas para su éxito en cualquier ámbito.

El sábado 28 de septiembre del 2013 en la Monumental Zacatecas fue celebrado el acto y festival inaugural de la Escuela, la que con altas y bajas se mantiene hasta la fecha, pese a que desde el 12 de septiembre de 2016 conviven negativas y promesas en torno a lo parecía ser un compromiso institucional.

Situación actual

Hoy la Escuela se mantiene gracias al esfuerzo de los padres de familia, ninguno en la opulencia, y de la obligada solidaridad del maestro y matador de toros Jorge Carmona, cuyo principal ingreso para subsistir provenía de la institución.

No obstante, esos plausibles esfuerzos ciudadanos se reflejan en hechos como los del domingo pasado, cuando un alumno de la Escuela, con afición y valor dignos de destacar, representó a esta en Nuevo León lidiando una vaca toreada tras no haber visto un pitón desde septiembre del año pasado.

Hoy, de no encontrar rápidamente apoyo económico, la Escuela podrá pasar a la historia como un ejercicio romántico, idealista, soñador de un México que, como en los toros o en cualquier otro ámbito, exige la participación, la honestidad, la unión y la solidaridad de todos.

¿Terminará siendo únicamente el recuerdo de una oportunidad para posicionar a Zacatecas como un estado de gente que quiso sacudirse la mediocridad y deseaba alcanzar la posición de vanguardia que merecen sus grandes luchas históricas y capacidades?

Por lo pronto, hasta este día, es una realidad para responder a la obligación de dar oportunidades a una nueva generación, que tanto ansía sonrisas y triunfos, como requiere valores y carácter.

riverayasociados@hotmail.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *