“Yo solo le pido a Dios que ellos sigan haciendo su gran trabajo”, Crisóstomo Rodríguez, paciente de cáncer.

Por: Daniel Molina @DanMSocial

CDMX 23 de febrero 2017.- El Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, del ISSSTE, no solo ha hecho su historia en la medicina y en la vida; lo anterior lo ha logrado con la implementación de los últimas tecnologías en su ramo.

“Desde que era pequeño veía a los pacientes de mi papá y veía su resolución, su sufrimiento y, lo que hacía mi padre al tratarlos les otorgaba un beneficio y un cambio en el paciente. Los mantenía con bienestar y, eso influye mucho en tu profesión como medico.

“La urología es de las especialidades más nobles porque se ayuda mucho a los pacientes, se les da una mayor calidad de vida, viven más, viven mejor.

Nuestra especialidad tiene una situación muy humana y nos da mucha satisfacción como médicos”.

El Dr. Alejandro Melgar, urólogo, Coordinador del Comité de Cáncer de Próstata y miembro del Comité de Cirugía Robótica del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, acompañado del Dr. Ramón Garza Hernández, residente de urología platican con Ovaciones la experiencia de practicar la operaciones con los equipos más avanzados en el mundo, pero sobre todo, de aprender día con día con sus pacientes.

Don Crisóstomo Abel Rodríguez García, fue intervenido por cáncer de próstata recientemente, pero sus médicos no ven un paciente, sino un roble que expresa su conocimiento de vida y que es la base de su ramificación familiar de hijos y nietos.

“Yo soy una persona muy sensible cuando tengo que reconocer el aporte que hace una persona hacia otra. Si se trata de decir como me tratan en esta institución, te diré esto, solo he tenido atenciones enormes.

“Debo decir que el doctor Cortez Betancourt, el doctor Alejandro Elías, Garza, Emilio Ramírez, José Sosa, Trujillo… es un equipo hermoso.

“Soy una persona común y corriente, la persona más humilde. Quiero decir que estoy agradecido a Dios y a estos hombres. Uno siempre se pone nervioso porque sale de la operación o nunca los vuelves a ver. Yo solo le pido a Dios que ellos sigan haciendo su gran trabajo”, expresa Don Crisóstomo, con lágrimas en sus ojos.

 

Lo más importante para un médico y su paciente es el compromiso de la vida y esto lo enfrentan todos los días.

“Cada paciente es diferente, ha cambiado mucho la percepción y la relación medico paciente. Hoy nos enfrentamos a retos diferentes por paciente cuando se trata de edad, género, condición y experiencias que han vivido.

“Para llegar aquí al hospital, su proceso no ha sido sencillo por los diagnósticos y eso no es fácil, por tal motivo la mayoría de las veces son un gran aprendizaje para mi como médico.

“El paciente es la forma de conocer la vida de muchas personas, la interacción con sus alegrías y tristezas. Esas interacciones nos enriquecen mucho como médicos y personas”, Dr. Ramón Garza.

 

Hoy en día el cáncer de próstata es una de las mayores causas de muerte en nuestro país, superada en algunas veces a la de mama y la atención oportuna nos ayuda a buscar mejores expectativas de vida.

 

“En cuanto estadísticas los hombres solamente se revisan en un 13.6% para la detección oportuna porque muchos tienen aversión a ciertas pruebas.

“El instituto ha invertido 15 mil millones de pesos en las principales enfermedades crónicas y el cáncer también es una enfermedad.

“La visión del ISSSTE es la detección temprana y por eso se hacen campañas de salud del hombre y esperamos que en el mes de noviembre sea el mes oficial de detección de cáncer de próstata”, comenta el Dr. Alejandro Melgar.

La tecnología de punta se encuentra en nuestro país y el ISSSTE cuenta con los equipos más avanzados en el mundo para operaciones de cáncer de próstata.

“Hoy en día las intervenciones son menos agresivas, se realizan en base a paráscopia y los resultados que nos ofrecen son hospitalizaciones más cortas, mucho menos dolor, control de hemorragias entre otros beneficios.

“El instituto cuenta con equipos especializados como da Vinci, que son de los más modernos en el mundo y que está al nivel de cualquier hospital en Estados Unidos o Europa”, nos platica el Dr. Alejandro Melgar.

“Agregando, quisiera comentar que nuestra responsabilidad en la institución es aprovechar todos los recursos de primer mundo que tenemos y dar la atención que el paciente se merece, por tal motivo es necesario capacitarnos para poder dar esa atención. No tener la capacidad de responder a las necesidades, es una enorme carga en nuestros hombros y debemos estar preparados”, agrega el Dr. Ramón Garza.

 

Don Crisóstomo, asienta con la cabeza al mismo tiempo que toca el hombro de ambos jóvenes médicos pero experimentados en sus área.

 

“Lo veo en el área del particular. Yo me iba a operar en un privado, sin embargo me encuentro en una clínica y me preguntaron ¿por qué me iba a operar allí? ¿por qué no busca? Parece una novela y que Dios me puso en el camino a estos doctores del 20 de Noviembre.

“Ha sido una atención maravillosa de doctores y enfermeras.

“Usted mencionó a la familia. Yo los fines de semana convivo con mis hijos y les digo a ellos, mi esposa, nietos y a todos que quisiera que conocieran a estos hombres”.

 

Agradecemos por la entrevista para el diario Ovaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *