Omití carta de Calderón para no afectar su dignidad y preocupación: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló ayer que reservó dos meses la carta que le envío Felipe Calderón Hinojosa pidiendo ayuda y escolta, para “no afectar su dignidad”.

Expresó que se trataba de algo íntimo y preocupante, el hecho de reconocer que estaba preocupado por su seguridad y la de su familia.

Además, argumentó  estar desprotegido luego de haber enfrentado al crimen organizado.

Usted acusa a los expresidente Peña, Calderón, Fox, Zedillo, Salinas de enriquecerse  y saquear al país. ¿No sería mejor que ellos paguen su seguridad y su escolta?, se le preguntó:

– “Sería cosa de verlo, pero yo me voy a meterme en eso”, respondió el Jefe de Ejecutivo federal.

Dijo que la custodia saldrá en menos del 10 por ciento de lo que se invertía, pues antes se gastaba en un expresidente hasta 50 millones de pesos mensuales y se destinaba cuando menos 80 personas para su seguridad, trabajo administrativo y apoyo doméstico.

En su conferencia mañanera de Palacio Nacional añadió: “Hay que actuar con transparencia, siempre he dicho que es la regla de oro de la democracia, pero también hay que cuidar no afectar la dignidad de las personas.

“De cualquier persona no ofender y pasar la línea de lo que tiene que ver con la dignidad”.

Indicó que cuando se presentan casos así, es de mal gusto darlo a conocer, es ofensivo, porque es una situación delicada, íntima, decir: ‘Tengo preocupación porque me tocó en el desempeño de mi función enfrentar a la delincuencia organizada y me siento desprotegido’.

Entonces, salir a decir que se solicita protección, por eso en ese momento y que se le va dar protección o se ordena que se le proteja, es de mal gusto, es algo no adecuado en el momento, argumentó.

Pasa el tiempo. Como se presenta una situación parecida con lo del expresidente Fox, pues me da ya la oportunidad de decir, también hay esta situación.

Y es que, añadió el presidente, “Política es tiempo, no es lo mismo decir algo hoy, que mañana, pasado, tiene una connotación distinta. Entonces, por eso lo reservé”, se atendió.

Y ahora lo mismo con lo del expresidente Fox, nada más que quiero decir, con toda claridad, que no se trata de lo mismo de antes, porque sí hay diferencias.

Destacó que anteriormente se incluía en el presupuesto una partida para los expresidentes, eso ya no existe, los expresidentes por un decreto recibían un sueldo equivalente a lo que ganaba un secretario de Estado, pero además tenían asignado personal militar y también administradores o personal de la administración pública; llegaban a tener hasta 80 elementos.

En total era un presupuesto de alrededor de 50 millones de pesos para cada expresidente, en promedio, dijo.

Entonces, ahora ya no hay la pensión, ya no hay todo ese personal administrativo, estamos hablando de un grupo, de una guardia para protegerlos.

“Yo desearía que se protegiera así a todo el pueblo, es más, por eso es la Guardia Nacional, para proteger a todo el pueblo, porque es mi responsabilidad que no le pase nada a los mexicanos, que cuidemos la vida, que cuidemos los bienes de todos los mexicanos”acotó.

Es la responsabilidad del presidente, es la responsabilidad del representante del Estado y por eso todos los días estamos garantizando que no haya robos, que no haya secuestros, que no haya homicidios. “Ese es mi trabajo y soy responsable”.

En este caso es algo especial que yo creo que la gente comprende, genera polémica desde luego, pero tengo que tomar decisiones.

También la política es optar entre inconvenientes.

¿En cuánto va a salir, cuánto de destinará?

–“Son alrededor de ocho elementos del Ejército. No tengo exactamente el dato, son en promedio ocho elementos, va a costar menos del 10 por ciento de lo que costaba. Sí, pero mucho menos.

–¿Se dará el dato?

–“Yo les informé exactamente en qué consiste lo de la Guardia, no ocultamos nada, este es un asunto que ve directamente el secretario de la Defensa.

–Se entiende que esta medida es temporal. ¿Cuánto tiempo estaría usted dispuesto a mantener esa seguridad? Y  no teme que otras personas que también se vieron inmersas en el combate a la delincuencia o en trabajos difíciles empiecen a solicitarle escoltas.

–“Si lo requieren y se necesita, lo tenemos que garantizar, o sea, cuando está en riesgo la vida, cuando está en riesgo la familia de algún servidor público, exservidor público o cualquier ciudadano, aquí hay protección que se da a periodistas, que se da a quienes están amenazados de muerte y es nuestra responsabilidad.

“Claro, hay que ver en qué circunstancias, cada caso, no puede ser una cosa general, porque tampoco tendríamos tantos elementos si se está creando la Guardia Nacional, porque no tenemos elementos suficientes para garantizar la seguridad pública y se van a convocar a nuevos elementos.

“Vamos a contratar alrededor de 50 mil nuevos elementos para la Guardia Nacional, precisamente para tener más protección.

“Entonces, el tiempo que sea necesario, esa es mi respuesta. Se va a tener esta protección mientras se requiera y ya es a conciencia de cada quien que vayan buscando, si no es una situación muy riesgosa o va aminorando el riesgo. Que se pueda autofinanciar la protección, pero esto es un asunto de voluntades, cada quien tiene que decidir sobre esto. No puedo yo limitar la ayuda, ni meterme a este tipo de cosas”.

Reflexionó y dijo: “ojalá y todos hagamos consciencia de que tenemos que atender lo prioritario, no lo superfluo.

“Hay veces que las guardias, así era antes, el político para sentirse importante se rodeaba de guardaespaldas, le encantaba la fantochería, estar rodeado de ayudantes para todo. Era hasta vergonzoso, indigno, que un servidor público se iba a subir a un carro y llegaba alguien rápido a abrirle la puerta como si no pudiese abrirla él”.

Y todavía asuntos más indignos, de que el trabajador, el compañero chofer adelante y él sentado atrás. Cosas ofensivas. Eso no tiene nada que ver con un estilo de vida republicano. Eso tiene más que ver, con todo respeto, con las monarquías, y México es una República, criticó.

Entonces, aseguró el presidente, “todo eso tiene que irse quitando y no es fácil, a veces da hasta pena porque existe la mala costumbre y da pena decir: ‘espérame, yo voy a abrir la puerta’, porque se ofende también, porque son costumbres.

“Entonces, se tiene que ir cambiando todo eso, no hay riesgos para ciertos funcionarios, pero el hecho de que tengan guardaespaldas, achichincles, lambiscones, etcétera, etcétera… afanositos. Todo eso tiene que desparecer”.

–Pero usted los ha acusado de que se enriquecieron, de que saquearon al país, que tienen dinero suficiente, ¿no sería mejor que ellos pagarán su seguridad, su escolta?

“Eso sería cosa de verlo, pero no voy a meterme en ese asunto”, concluyó.

.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *