346.8 mil corridos y 26.519 mil contagiados; a partidos, 5.2 mil mdp: que los regresen

Nomás 346 mil 378 corridos y más de 26 mil casos positivos.

En 2019 se crearon 342 mil 47 empleos formales, según números oficiales.

Ya se perdieron todos.

Y cuatro mil 331 más.

De 3 mil 181 casos reconocidos, la estimación es ocho veces mayor.

Las cifras son contundentes.

¿Se imagina si Andrés Manuel López Obrador en lugar de centrarse sólo en los pobres hubiera hecho un llamado a la unidad y se hubiera erigido como el líder que 124 millones de mexicanos necesitan en esta crisis mundial por coronavirus?

Sería otra realidad.

Y le hubiese dado la vuelta al mundo. Una especie de grupo elite.

Con los mismos desempleados y contagiados, sí, pero con un equipo integrado por gobierno, iniciativa privada, expertos y hasta organizaciones civiles.

No quiso y prefirió mantenerse en su posición, en su proyecto, en su oferta.

Atender a su clientela política.

A esos 16 millones de fieles que han votado por él en tres elecciones y 6 millones más, que hoy reciben ayuda en programas sociales. Suman 22 millones, que son votos.

Bien, hacerse cargo de los pobres, de los desprotegidos, pero ¿por qué no apoyar a las empresas, a los dueños, que generan empleos para que muchos de esos pobres tengan trabajo?

López Obrador atizó ayer el fuego.

En su mañanera, reveló que, según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), quince empresas -grandes- adeudan 50 mil millones de pesos en impuestos, con multas y recargos.

Y si no pagan, advirtió, se procederá legalmente.

-No podemos diferir el pago de impuestos. Al contrario, le vamos a pedir a Carlos Salazar que nos ayude a que los dueños de las grandes empresas paguen.

Acerca de los que están llamando a no pagar impuestos, dijo a modo de respuesta al pesidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), quien lo acusó de cerrarles la puerta y de ser el responsable si el crecimiento se cae diez por ciento.

Y lo que confirmó ayer Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, es alarmante.

Gravísimo fue el hashtag en twitter.

-Cada caso, según el sistema Centinela -similar a una encuesta o sondeo- hay ocho veces más.

En México, ayer se dio a conocer que hay 3 mil 131 casos confirmados, por lo que, multiplicado por ocho, se calcula que hay 26 mil 519 casos reales.

No refirió las muertes.

¿A qué me refiero?

A que las muertes por neumonía atípica son reportadas así y, difícilmente, más si no se hace la prueba, se sabrá qué causó ésta.

La neumonía la provocan virus y bacterias -dicho por médicos, incluido López-Gatell- y cuando se reporta así una muerte es porque no se tiene identificada la causa.

Así, coronavirus puede causar neumonía, pero con que usen el término “atípica” ya no se sabrá jamás qué la causó.

Y a un paso de la fase 3, el funcionario reitera que ya no tiene caso, además de que es inviable, aplicar pruebas o controlar contagiados, porque ya serán miles los casos.

Ayer se conoció el caso del Hospital General de Zona 72 del IMSS en Tlalnepantla, Estado de México, donde se detectaron 20 médicos contagiados.

 

¿Y los partidos políticos?

Haciéndose como la muerte en el panteón.

Vividores.

Sólo Movimiento Regeneración Nacional (Morena), partido que inventó y administra Andrés Manuel, ha devuelto ya recursos.

La mitad de los mil 570 que le corresponden en 2020:

785 millones de pesos.

El PRI acepta, pero pone condiciones. El PAN no quiere, de plano. Quiere comprar equipo y entregarlo directamente.

El PRD, o lo que queda de éste, se niega.

El trepador PES -que no existe y ya casi regresa, con la bendición desde Palacio-; acepta lo que le ordenan y dará el billete.

Y el resto, ni para qué mencionarlos.

El Instituto Nacional Electoral (INE) advierte, como lo hizo en 2018 cuando Andrés Manuel era candidato y lo propuso -le copiaron luego José Antonio Meade y Ricardo Anaya- que no se puede, cuando el varo ya fue recibido, porque la ley indica que debe ser gastado en difusión y temas de partido. Lo que ya tienen, nomás no.

Pero, como dicen en el barrio: que regresen la copa.

 

Vámonos: Claudia Sheinbaum advierte que las empresas poderosas que corran empleados serán vetadas. Expulsadas de la CDMX. Lo merecen, si es despido injustificado. Esos hombres del varo son inhumanos, neta.

 

albermontmex@yahoo.es        @albermontmex