4T No espía a nadie

El plan conspiratorio del auto dominado Bloque Opositor Amplio (BOA) no es una invención del Gobierno Federal, ni tampoco un acto de espionaje, estableció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Expresó que es legítimo ser opositor y estar contra del Gobierno, pero hay que dar la cara y no estar “enmarañados”.

Criticó que el PRI, PAN, PRD, y el partido Movimiento Ciudadano se coaliguen para establecer un bloque donde pulvericen sus plataformas, declaración de principios y línea política sólo por el interés de poder.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional aseguró que en su Gobierno no hay espionaje, pues no son los tiempos de Genaro García Luna.

”Se que tienen un propósito de combatirnos políticamente, pero la vía son las elecciones y no el trabajo sucio”.

Expreso que lo que quieren sus adversarios es regresar a los tiempos en que se condonaban impuestos, se traficaba con influencias, había condonaciones y la corrupción reinaba a sus anchas.

El Ejecutivo federal fustigó que la vieja fórmula de no tocar a tres instituciones se terminó. Antes estaba prohibido hablar del Presidente, el ejército y la Virgen de Guadalupe.

Hoy, lo único que se respeta es a la Virgen de Guadalupe porque tanto el Presidente como el Ejército están obligados a rendir cuentas.

Durante su conferencia cuestionó el papel de los intelectuales y dijo que han perdido el talento por el dinero, en la actualidad tienen mayor profundidad las ideas de los obreros, campesinos y comerciantes, que los supuestos hombres de cultura.

López Obrador señaló que esto no significa censura y represión de las libertades, pues de qué sirve el crecimiento si somos duros de corazón, expresó.

Por último, expuso que él y su Gobierno está en contra el racismo, discriminación, xenofobia, en donde quiera que se presente.