A Arturo Herrera lo puedo convencer: López Obrador

Revela que Carlos Urzúa tuvo diferencias hasta con él  

A Arturo Herrera lo puedo convencer, tengo la manera de hacerlo, dijo ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador al ser cuestionado sobre posibles discrepancias con el nuevo titular de Hacienda.

La pregunta surgió al recordar el desmentido al entonces subsecretario de Ingresos sobre la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, bajo serias dudas en materia de política económica tras la renuncia de Carlos Urzúa.

Sobre este último, López Obrador puntualizó que antes de renunciar a la Secretaría de Hacienda, además de él, tuvo diferencias con Alfonso Romo, Germán Martínez y Margarita Ríos Farjat.

Más tarde, Roció Nahle, secretaria de Energía, declaró que también tuvo seria diferencias con ella y con el titular de la CFE, Manuel Bartlett, debido a que quiso imponer un nuevo diseño de política energética diferente a lo indicado por el Presidente.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo, directo, explicó que las discrepancias con él fueron por la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo.

Urzúa, “me presentó un Plan de corte tecnócrata-neoliberal que no reflejaba el cambio de una política de 36 años y un nuevo régimen democrático.

“Lo veo y desde mi punto de vista no reflejaba el cambio, era como si lo hubiese hecho (Agustín) Carstens o (José Antonio) Meade, con todo respeto. Se me fue.

“Son muy buenas personas, pero tenemos concepciones distintas, o sea, nosotros siempre los cuestionamos, siempre estuvimos en contra de la política neoliberal, son proyectos distintos y contrapuestos, y no engañamos a nadie. Ustedes ven mis textos, ven mis libros, ahí está el cuestionamiento a la política neoliberal”.

Entonces, “yo no puedo aceptar nada que signifique más de lo mismo, o sea, no puedo aceptar algo en lo que no creo, porque ni siquiera es un asunto técnico, es un asunto que tiene que ver con el juicio práctico. ¡Cómo voy yo a estar apostando a estas alturas después del desastre de la política neoliberal, voy a seguir con lo mismo! Allá quienes defiendan ese dogma, allá ellos”.

Dijo que incluso cambiará el formato del Primer Informe de Gobierno ante el Congreso de la Unión e incluirá como anexos técnicos todas las cuestiones numéricas. Lo que si debe quedar muy claro es:

“Que no se va a mover en nada la forma de hacer política y la decisión que tenemos de acabar con la corrupción y con la impunidad. Vamos a atender a todos, a escuchar a todos, a respetar a todos, pero la preferencia se le va a seguir dando siempre a los necesitados, a los pobres”.

Reveló que antes de la renuncia Carlos Urzúa le propuso presentarla el sábado 13 de julio, para no afectar los mercados financieros, pero él prefirió no terminar con el sabadazo y enfrentar el tema, que no cimbró la economía, ni causo sobresaltos entre los inversionistas. “Ellos, tienen mucha información, son muy inteligentes y el pueblo tiene, además, que conocer la verdad”, expresó.

Sostuvo que Arturo Herrera, nuevo titular de Hacienda, tiene todo su apoyo y no va hacer cambios. Todos los funcionarios permanecen en su lugar. “Habrá continuidad”.

Otro conflicto lo tuvo con Alfonso Romo, porque le encargue me ayudara con la banca de desarrollo y no había en esto acuerdo y, había diferencias notorias entre ellos.

Refirió que hubo diferencias, también con Germán Martínez, ex titular del IMSS y con la titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Margarita Farjat.

“Esas son en general y puede haber otras, pero nada extraño, no es para rasgarse las vestiduras. Esto es así, porque los cambios van la 4T va.

Urzúa Macias tuvo otro candado, pues por acuerdo presidencial a Raquel Buenrostro, Oficial Mayor hacienda se le encomendó: promover, diseñar, elaborar, celebrar, suscribir, administrar todos los contratos con entidades y dependencias, razón por la que Urzúa estaba atado de manos.

Indicó que Raquel Buenrostro centralizó las compras calculadas en un billón de pesos al año y al momento lleva ahorros de 113 mil millones de pesos y la meta es ahorrar 200 mil millones en 2019.

El presidente negó que hubiera un patente conflicto de intereses. Dijo que no hay ninguna prueba que sustente esta imputación y reprochó que la banca de desarrollo fue la que transfirió recursos a la empresa Obedrecht con Felipe Calderón Hinojosa y entregara recursos a Alfonso Ancira para adquirir la Planta de Fertilizantes en Veracruz, durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. “Eso ya no sucede en este gobierno, ni sucederá”, garantizó.

Lo importante es que el gobierno continúa su marcha sin problema, porque ya no somos nosotros los fundamentales, no somos los hombres los más importantes, las mujeres, sino es el proceso de transformación que está echando a andar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *