A máxima seguridad, más de 2 mil 400 reos peligrosos

Buscan despresurizar cárceles locales y reducir violencia interior

Francisco Garduño Yáñez, responsable del Sistema de Reinserción Social en México anunció que 2 mil 400 reos peligrosos de penales estatales serán reubicados a prisiones de máxima seguridad.

Esta acción persigue dos fines: uno, despresurizar las cárceles locales y, dos, reducir el nivel de violencia a su interior.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el funcionario dijo que al romper estos cotos de poder y liderazgos, los penales dejarán de tener autogobiernos.

Comentó que tras el cierre de la colonia federal Islas Marías se iniciará el traslado de 584 presos que fueron llevados en cuerdas al archipiélago.

Conforme a lo previsto, el próximo 10 de abril,  darán inicio a la reubicación de reos en los estados.

Estos traslados se harán en completa secrecía y de manera ágil por los altos riesgos.

Basta decir que después del traslado del El Contador, sobrino de Osiel Cárdenas Guillén, ex líder en Jefe del Cártel del Golfo, apareció muerto el Ministerio Público Federal que seguía su caso.

Del penal de Topochico, Nuevo León, serán reubicados mil 400 presos y así respectivamente, en cada penal.

De las Islas Marías, 411 serán readscritos  y 117 solicitaron quedarse ahí para laborar con la Semarnat.

Del total de la población que se encontraba en las Islas Marías, 14 han sido liberados hasta ahora y 16 aparecen como “sin pase de lista”, aunque se fugaron -en 2013, cuando ocurrió un motín.

Comentó que se tiene el proyecto de devolver la productividad a los penales; esto es, que los internos produzcan sus propios alimentos, se reactiven los talleres y se hagan autosuficientes e, incluso vendan sus productos al exterior.

Con ello, se tendrán importantes ahorros y los internos preparan de mejor forma su egreso.

Aclaró que el trabajo sería remunerado e, incluso, tendrían derecho al Seguro Social, pues es una forma de apoyar a sus familias víctimas colaterales.