A oreja por Montera

En El Puerto de Santa María

Ponce, prendido por su primero, sin graves consecuencias

EL PUERTO DE SANTA MARÍA, España.- Ante la entrada que permiten las reglas en la ‘nueva normalidad’ por la crisis sanitaria del covid-19, cinco mil personas, se llevó a cabo el festejo en el que se lidiaron toros de Juan Pedro Domecq, bien presentados y de juego desigual. Con esta corrida se celebró el 140 aniversario de la plaza de toros.

Enrique Ponce, al tercio y oreja con petición de la segunda; José Antonio ‘Morante de la Puebla’, oreja y palmas; Pablo Aguado, oreja y palmas. El festejo arrancó tras un minuto de silencio en memoria de las víctimas del covid-19 y después de sonar el Himno de España.

Ponce pasó un susto al pasaportar al primero de su lote, porque el toro lo prendió y aunque lo enganchó por un instante, la cosa no pasó a mayores. El torero valenciano se levantó ‘sin verse la ropa’.