Aburrido empate

En el Soldier Field de Chicago, Chivas y América no marcan gol

Las Aguilas con un cuadro plagado de jóvenes; Chivas, casi con su cuadro titular

CHICAGO, Illinois.- En un partido para el olvido, pero eso sí, ante una gran entrada, el clásico mexicano entre las Aguilas del América y las Chivas Rayadas del Guadalajara se saldó con un empate a cero.

El Guadalajara tuvo pleno dominio de las acciones del Súper Clásico que se disputó este domingo en el Soldier Field y generó varias oportunidades al frente, pero no fue certero en la zona de definición y tuvo que conformarse con empatar sin anotaciones ante su acérrimo rival de la Liga MX, en duelo de preparación como parte de la Fecha FIFA.

El conjunto del América saltó a la cancha con un once inicial compuesto en su mayoría por elementos suplentes. Eso no fue obstáculo para que en las tribunas del Estadio Soldier Field de Chicago se viviera una fiesta mexicana en la que al final del partido no se reportaron expulsados.

La plantilla de las Aguilas del América, dirigidas por el pelirrojo Miguel ‘El Piojo’ Herrera, saltó a la cancha únicamente con tres elementos de experiencia: el portero Óscar Jiménez, Paul Aguilar y Emanuel Aguilera.

 

CASI COMPLETO

Del otro lado, los rivales, Chivas Rayadas del Guadalajara, saltaron al terreno de juego con el carro casi completo salvo por la ausencia de su delantero el experimentado Alan Pulido.

El entrenador de  Chivas, Tomás Boy, quien no hace mucho tuvo el espaldarazo de Amaury Vergara, hombre importante en el organigrama del club, hizo caso omiso de la alienación con la que saltó su rival. El conjunto tapatío llegó a los Estados Unidos con la firme intención de hacer un buen partido, que le permita tomar confianza de cara a la continuación del torneo liguero, que continuará con la celebración de la Fecha 9 en la que el conjunto rojiblanco enfrentará el clásico tapatío contra los rojinegros del Atlas.

El arranque del juego fue parejo, con mucho ímpetu por ambos bandos, aunque a partir del minuto 20 los rojiblancos impusieron condiciones. El nivel de cada equipo se puso de manifiesto y Chivas presionó a ultranza a los capitalinos, tratando de aprovechar la inexperiencia de muchos de sus jugadores a quienes apretaban en la salida.

 

DE TÚ A TÚ

No obstante, la respuesta de la juventud americanista no hizo quedar mal al ‘Piojo’ Herrera, porque pelearon al tú por tú. Lo bueno para América es que Chivas dominó, pero no tuvo una clara oportunidad de anotar; no concluyó acertadamente sus arribos y a éstos le faltaron profundidad.

El partido tuvo por momento instantes ríspidos. Por ejemplo, cuando corría el minut 26 de tiempo corrido en la cancha de Chicago, Jesús Molina espero a Ángel López y le asestó un golpe que en otras condiciones le habría valido la expulsión.

Diez minutos después fue a López a quien le sacaron la amarilla por faltas reincidentes. Las ganas de quedarse con el balón y no sentirse menos que el contrario orillaron a los futbolistas a jugar al filo de la navaja.

En la recta final del primer tiempo, justo cuando el cronómetro marcaba los 39 minutos de tiempo corrido, el famoso ‘El Tepa’ González se puso frente al gol de media vuelta, después que un compañero le peinó el esférico. Esa fue la única jugada destacada del partido, que no estuvo a la altura de las expectativas puesto que se esperaba más de ambos cuadros.

Hubo algunos otros disparos que el conjunto de Verde Valle intentó para penetrar la portería Aguila, sin embargo, aunque esos disparos llevaban potencia, no llevaban puntería.

Así se fueron a la pausa del medio tiempo.

 

EL COMPLEMENTO

Para la parte complementaria, y sin contar en la banca a jugadores de basta experiencia, Miguel Herrera tuvo que echar mano de los elementos con los que contaba y por lo mismo le dio ingreso a dos elementos juveniles. El defensa argentino Emanuel Aguilera y Morrison Palma dejaron el campo y fueron suplidos por el delantero Sub-20 César Osuna y Raúl Beltrán y todo el segundo tiempo se disputó con 22 mexicanos. Herrera siguió dándole juego a sus jóvenes y entraron en el transcurrir de los minutos: Alan Arreola, Luis Tinajero, Edder Vargas y Miguel Pantoja.

Guadalajara fue el conjunto que a lo largo del partido se fue con mayor ímpetu para tratar de abrir el marcador, sin embargo, llegaron algunas ocasiones pero siempre estuvieron desacertados.

Molina tuvo 3 oportunidades en el área azulcrema: al 50’ remató con la cabeza un centro por derecha de Gael, pero por encima del córner, al 60’ remató de ‘chilena’ desde la frontal, pero el esférico salió a las manos del arquero y a la jugada siguiente chutó dentro del área por derecha, pero Jiménez volvió a controlar la bola sin problemas.

 

SIN PUNTERÍA

Chivas fue al frente constantemente.  Al 66’ Gael recibió el balón dentro del área por izquierda y disparó cruzado, pero por fuera, y al 67’ el mismo Sandoval mandó un centro a primer poste en un tiro libre por izquierda que Peralta remató con la cabeza, pero desviado. Aunque la escuadra rojiblanca no soltó la pelota y evitó cualquier intento de peligro en su retaguardia, sus llegadas ya no fueron tan profundas y el empate se mantuvo.

Para colmo de males, pues además de no poder anotar a pesar de que jugó prácticamente con su equipo titular, también sufrió la pérdida de Molina, quien salió lesionado apenas un minuto después de la hora de tiempo corrido.

La lesión de Molina fue accidental pues fue el propio jugador el que al hacer un movimiento brusco se lastimó la parte posterior del muslo izquierdo. Fue el propio jugador el que solicitó el cambio al entrenador americanista.

Chivas fue incapaz de crear una jugada clara que mereciera el gol, frente a un rival que se dedicó a defenderse. Al final, el marcador dio cuenta de lo que se vivió en la cancha, cero goles.