Admirador de El Santo

Tim Burton se declara fanático de películas mexicanas de terror en especial las que el Enmascarado de Plata; alista su exposición en el Franz Meyer

Al presentar la exposición con su trabajo, en el Museo Franz Mayer, el director de cine, escritor y artista visual estadounidense Tim Burton, reconocido por películas como El joven manos de tijera o Beetlejuice, se declaró fanático de las películas mexicanas de terror, en especial las de El Santo.

“De joven veía películas mexicanas de terror y una de las que más recuerde es El Santo contra los vampiros. Crecí en una parte de Estados Unidos que proyectaban películas mexicanas de terror, podría ver películas como El Santo contra los vampiros por ejemplo, soy muy fan de esas películas y de sus imágenes. Vi tres veces esa cinta, tienen un estilo particular y único”, dijo

Aseguró que “si ves alguna de estas imágenes sabes que es de una película mexicana de terror, el doblaje es muy malo en inglés, pero es parte del encanto, de la belleza, de la poesía, era muy fan de esas películas y todavía lo soy”.

Al abundar sobre la influencia de la cultura mexicana en su vida y cómo permeo su trabajo, explicó que “cuando crecí no sabía mucho sobre arte, crecí en Burbank, que no es precisamente la capital del arte, no iba a museos, más bien es sobre las películas, mi arte está inspirado en las películas que veía”.

La exposición El Mundo de Tim Burton, que abrirá sus puertas al público del 6 de diciembre al 9 de abril siguiente, está compuesta por más de 400 piezas, con algunas inéditas, y los dibujos son muestra del contexto en el que creció Burton, en el sur de California.

Una región donde “la población hispana es una comunidad muy fuerte”, dijo; otros dibujos representan su fascinación por la celebración del Día de Muertos en México y las calaveras, a lo que refirió: “y me encantan los esqueletos, obviamente, todos tenemos uno.

“De verdad me gusta la muerte, la simetría, el trabajo artístico, esto de la muerte en Estados Unidos es tratado de una manera mórbida, pero en esta cultura (la mexicana) es tratado como vida, festivo, con humor y personalmente es algo que siento, comparto y amo, así que desde joven tuve una conexión muy fuerte con esto”.

 

COMO ROCKSTAR

El también productor y diseñador viajó a la Ciudad de México para presentar su exposición junto a la curadora Jenny He, Diego González, director de la puesta en México, y Héctor Rivero, director del Museo Franz Mayer, la cual incluye bocetos, pinturas, maquetas, video e instalación que abarcan el amplio proceso creativo de sus películas más conocidas.

Burton se dijo “muy emocionado, agradecido y feliz de estar aquí” para inaugurar la muestra, por la que el público desde hace meses comenzó a adquirir sus entradas para admirar el arte del cineasta, quien personalmente se encargó de los últimos detalles.

El Mundo de Tim Burton en México recibirá al público con una serie de bocetos en servilletas de papel y otros de luchadores mexicanos, realizados por Burton entre 1980 y 1989.

Aunque su trabajo lo contradice, dijo no considerarse un gran artista, sino más bien “alguien a quien le gusta dibujar, crear, hacer cosas, hacer películas, lo que sea”, con lo cual se siente muy contento, y más bien se piensa como “una persona reservada”.

Aprovecho para agradecer a sus compañeros, como Jenny He, la curadora del proyecto desde su inició, “y el grupo de personas que presenta este show, que muestran ideas y como una persona idea un proceso”.

Mencionó que lo más importante no es que se muestre el trabajo de un gran artista, más bien “que la gente y los niños vengan y digan ¡wow, es emocionante!; probablemente yo lo pueda hacer, ese tipo de inspiración es muy importante para mí”, y mencionó que con El mundo de Tim Burton lo que realmente busca es inspirar.

Además, habló de su proceso creativo y el ambiente necesario para inventar los mundos fantásticos de sus películas: “necesito estar solo, necesito estar callado, necesito estar en la oscuridad, no en la oscuridad emocional, pero si en un ambiente tranquilo y agradable”.

Sobre sus personajes fantásticos e incluso aterradores, Burton reconoció que siempre vio “las cosas y el mundo de un modo aterrador”, pero ahora, al parecer, esa realidad ya lo está alcanzando.

Declaró que sus personajes preferidos probablemente son Edward Scissorhands o Jack Skellington, aunque en realidad “los amo a todos, son como tu familia, si los odias, tienes que amarlos”.

 

PROYECTOS INCONCLUSOS

Los proyectos inconclusos de Tim Burton guardan por primera vez un espacio privilegiado en una de las salas de la exhibición dedicada a su obra, que esta semana abrirá sus puertas en el Museo Franz Mayer de Ciudad de México.

A diferencia de otras retrospectivas, como la presentada en 2009 en el MoMa de Nueva York, y en 2011 en el Museo de Arte de Los Angeles, en la muestra denominada “El Mundo de Tim Burton” se incluyó una sala dedicada a aquellas ideas del director de “Edward Scissorhands” que se habían quedado en el baúl.

“Justo esta exhibición tiene que ver con los procesos creativos, y algunos bloqueos que surgen en ese periodo. Verán algunos proyectos que terminan siendo una película, o movimientos fílmicos que terminan siendo un dibujo o una fotografía, pero muchos de ellos nunca llegan a completarse”, dijo.

“Sobre todo mi idea es no perder el elemento de la sorpresa que puede ser inspirador. Por ejemplo, que un niño vea un dibujo, y piense que él puede hacer algo así (…). Para mí, esa inspiración es lo más importante”, agregó (AGENCIAS)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *