Alerta ambiental por viento negro

Aunque no se han alcanzado los 151 puntos del índice de Calidad del Aire previstos para activar la Fase 1 del Plan de Contingencias, La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) determinó aplicar una alerta ambiental en la Zona Metropolitana del Valle de México con el objeto de reducir la probabilidad de afectaciones en la salud de la población, principalmente de los grupos más vulnerables (infantes, personas de la tercera edad y enfermos de las vías respiratorias y cardiovasculares) a los efectos de la contaminación del aire.

En tanto, el Gobierno de la Ciudad de México informó que en los últimos días la calidad del aire del Valle de México ha sido afectada por numerosos incendios debido a las altas temperaturas.

En un comunicado, precisó que en el caso de la capital, el sábado 11 de mayo, se registraron 15 incendios y 3 conatos en suelo de conservación, además de siete incendios en la zona urbana.

Adicionalmente, el viernes, además, ocurrió un incendio de materiales plásticos y llantas en la alcaldía de Cuajimalpa.

De igual forma, detalló que el Gobierno del Estado de México reportó 30 incendios en 27 municipios, entre los que destacan el estallido de un polvorín en Tultepec y una fábrica de plásticos en Atizapán.

Los incendios provocan emisión de partículas que no han podido dispersarse debido a un sistema de estabilidad atmosférica que provoca la ausencia de vientos.

Los datos reportados por el Sistema de Monitoreo Atmosférico de la Ciudad de México (SIMAT) muestran que, en las últimas horas, se han incrementado los niveles de partículas respirables menores a 2.5 micrómetros en el Valle de México, con un valor máximo registrado hasta el momento de 141 puntos, hasta las 13:00 horas del domingo.

La mala calidad del aire expone a las personas a contaminantes diversos. Afecta con mayor frecuencia a la población susceptible: niños, adultos mayores, mujeres embarazadas y las personas con enfermedades respiratorias y cardiovasculares, por lo que se recomienda poner especial atención con este grupo de personas.

El humo producido por incendios se compone de gases y partículas pequeñas producidas por la combustión de vegetación y otros materiales. Irrita las vías respiratorias y afecta las mucosas. Por ello es importante alejarse de las áreas afectadas y limitar las actividades al aire libre.

Por ello, se recomienda a la población proteger su salud aplicando las siguientes medidas mientras se mantenga la presencia de humo en la Zona Metropolitana del Valle de México:

Cerrar puertas y ventanas y permanecer en ambientes interiores que estén libres de presencia de flama por estufas, calentadores de agua y otras similares.

Evitar realizar actividades y ejercicio al aire libre.

En caso de encontrase cerca de los incendios y la concentración de humos sea elevada:

Aléjarse del lugar en sentido contrario a la dirección del viento.

Cerrar con trapos húmedos las rendijas de puertas y ventanas y permanecer en ambientes interiores.

Usar cubreboca de forma permanente o trate de respirar a través de una prenda húmeda.

Si presenta irritación de los ojos, evitar usar lentes de contacto.

Acudir al médico en caso de haberse expuesto al humo o de sentir alguna molestia, especialmente si se presentan problemas en las vías respiratorias.

Las personas con más probabilidades de verse afectadas son adultos mayores, mujeres embarazadas, niños y personas con afecciones respiratorias y cardiacas preexistentes.

Finalmente, estar atento e informado de manera constante del estado de la contaminación del aire a través de la página http://www.aire.cdmx.gob.mx/default.php o a través de la aplicación móvil “Aire”, así como evitar propagar rumores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *