Alerta PAN en la OEA y la CIDH fraude en elección de titular de CNDH

 

El PAN entregó en Washington al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro Lemes, una carta donde se alerta sobre el fraude e irregularidades que se presentaron en la elección del titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

El dirigente del PAN, Marko Cortés Mendoza, tuvo una conversación telefónica con el secretario general de la OEA, a quien le explicó los pormenores de la votación y la evidencia que existe de esta elección ilegítima.

Al acudir a una reunión privada en la sede en Washington de la OEA, la secretaria de Relaciones Internacionales del PAN, Mariana Gómez del Campo, le expresó la preocupación del partido por la elección ilegítima que se realizó.

Le mencionó que el pasado 7 de noviembre la regla que establece la Constitución acerca de que se requiere el voto de al menos las dos terceras partes de los senadores presentes para elegir al titular, fue violada.

Gómez del Campo entregó en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, un escrito dirigido a la presidenta, Esmeralda Arosemena de Troitiño.

En la carta, firmada por el dirigente del PAN, los coordinadores del Senado y Diputados, Mauricio Kuri y Juan Carlos Romero Hicks, respectivamente, y Mariana Gómez del Campo, se detalla si se revisa el video de la sesión es posible observar que fueron depositados 116 votos correspondientes al mismo número de senadores presentes, lo que significa que la mayoría calificada de las dos terceras partes es de 78 votos y no 76.

Se expone que a los panistas en el Senado le preocupa que se permitan estas irregularidades en la elección de una figura trascendental para la vida democrática de México, para beneficiar a una persona cercana al presidente Andrés Manuel López Obrador, además es militante de Morena y fue candidata a diputada federal en 2018.

“La cerrazón del partido y su decisión de no reponer el proceso, además de ser un acto violatorio de la Constitución, pone en riesgo la credibilidad de la institución encargada de velar por los derechos humanos de los mexicanos y defenderlos”, reza la misiva.

De ahí advierten sobre el secuestro de una institución tan importante y la repercusión que puede tener este hecho en la promoción, protección y defensa de los derechos humanos.