Alerta Sheinbaum: hospitales, al 80 por ciento de ocupación

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, alertó que los hospitales que atienden a pacientes  enfermos de COVID-19 están a 80 por ciento de su capacidad, ya que se tienen a tres mil 429 personas infectadas hospitalizadas y mil 111 pacientes están en cuidados de terapia intensiva.

Asimismo, no descarta aplicar pruebas rápidas para detectar casos de COVID-19, como parte del Plan Gradual Hacia la Nueva Normalidad, aunque su aplicación iniciaría cuando se tenga el semáforo naranja.

Al respecto, señaló que estas pruebas tienen que ser avaladas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“Estamos hablando de pruebas que tienen que ver con pruebas rápidas, si es factible, estamos viendo si hay disponibilidad; obviamente, que sean aprobadas por Cofepris, pero que tengan que ver con la positividad de negatividad frente al COVID. Y las pruebas serológicas tienen que ver más bien, para detectar si a alguna persona ya le dio COVID y tiene los anticuerpos, si no me equivoco, como el seguimiento epidemiológico. Hay algunas pruebas que ya aprobó Cofepris de este tipo, pero tienen también sus limitaciones”, dijo. Durante su videoconferencia, comentó que este plan lo coordina la Secretaría de Salud local y lo está apoyando la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE).

Al respecto, el titular de la Agencia Digital de Innovación Pública, José Antonio Peña Merino, precisó que no se trata de hacer pruebas masivas; “se tiene que incrementar el número de pruebas, y así se está trabajando, pero, sobre todo, para fortalecer el seguimiento epidemiológico de cara a la apertura”.

Y es que además, se tiene que determinar qué tipo de pruebas se aplicarían, pues están las rápidas que pueden arrojar el resultado en menos de 15 minutos, mientras que las que se han aplicado tardan hasta cuatro días.

Lo anterior, luego de que el miércoles pasado se anunció que en la capital del país se trabaja en la posibilidad de hacer más pruebas para detectar nuevos casos de COVID-19.

Incluso, para tener mayor conocimiento sobre la salud de los capitalinos, se va a llevar a cabo un censo nominal de personas con enfermedades crónicas no transmisibles.

Durante su conferencia de prensa a distancia, la mandataria local dijo que se conformará un censo para dar apoyos a meseros de negocios en la Ciudad de México, afectados por las medidas adoptadas por la pandemia de coronavirus SARS-CoV-2. Explicó que el apoyo se destinaría a trabajadores de restaurantes pequeños y de banquetes, quienes son los que más afectados.

“Está en proceso un apoyo para meseros, que estamos viendo cómo hacer el censo de los meseros. Una parte es para los que trabajan en banquetes, ellos son los que más han sufrido, y para los pequeños negocios”, dijo.

En cuanto al “plan del regreso a la nueva normalidad”, dijo que se plantea que la vida laboral sea con horarios escalonados en un esquema 4×10, el cual implicaría que los empleados se presenten cuatro días a laborar y luego tengan 10 días de descanso.

José Merino explicó que esto se basa en un esquema de investigadores en Israel, el cual indica que “por lo menos tienes tres días en que te contagias y te vuelves contagioso; es decir, tienes una ventanita de tres días para hacer tus actividades.

“Si trabajas cuatro días, aun cuando te infectes no vas a contagiar a nadie, y con 10 días de descanso, en ese trayecto desarrolles los síntomas para ver si te infectaste”, comentó.

Subrayó que este esquema comenzaría a aplicar cuando la Ciudad de México se encuentre en semáforo naranja, y dejaría de aplicarse cuando llegue a verde, lo que permite a las empresas contar con una fuerza laboral sin tener que comprometerla ante posibles contagios

El funcionario observó que el esquema no es aplicable a todos los sectores de la economía, por lo que el gobierno capitalino tratará el tema con las diversas cámaras empresariales para poder definir su aplicación.

Sheinbaum Pardo informó que en términos de hospitalización general “estamos ya al 80 por ciento de la disponibilidad”, pero confió que con la ampliación de camas de la Sedena (Secretaría de la Defensa Nacional), que se reflejarán hoy, como de los Institutos Nacionales de Salud y del Hospital  General, se tendrá un poco más de disponibilidad; señaló que la disponibilidad de camas en terapia intensiva se ha reducido a 35 por ciento.

Indicó que el número de personas con COVID-19 en la Ciudad de México sigue en aumento, pues para el miércoles pasado ya sumaban 15 mil 844, 561 más que el pasado martes y mil 618 fallecimientos, de acuerdo al último informe de la Secretaría de Salud.

Asimismo, aumentó a tres mil 429 el número de pacientes hospitalizados y a mil 111 las personas intubadas.

En la alcaldía Iztapalapa subió a tres mil 247 el número de casos de contagio y a mil 954 en la Gustavo A. Madero.