Alista ANIERM plan B ante posible cierre fronterizo

Hay rutas terrestres y marítimas para mover mercancías, dicen exportadores

La Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM) y el Consejo Nacional de la Industria Manufacturera de Exportación (index), ya preparan un plan B, para aplicarlo en caso de que se cierre la frontera entre México y Estados Unidos, como lo anunció el presidente de la Unión Americana, Donald Trump.

Al respecto, el presidente de la ANIERM, Gerardo Tajonar Castro, señaló que las empresas utilizarán diferentes rutas terrestres y el transporte marítimo para mover sus mercancías.

Sobre la posibilidad de un incremento de costos por utilizar barcos y contenedores, observó que hasta el momento no se les ha informado sobre aumentos de los costos en los puertos, y que lo más importante ahora es que haya alternativas de movilidad de productos.

Si bien aseveró que el sector no ha registrado una afectación por la amenaza del cierre de frontera por parte del gobierno estadounidense, coincidió con el presidente de index, Luis Aguirre Lang, en el sentido de que se ha visto en algunos cruces fronterizos mayor lentitud en el proceso, pues este último aseguró que personal de Aduanas fue reasignado para el tema de migración, lo que podría significar que personal del Servicio de Administración Tributaria (SAT) estaría apoyando al Instituto Nacional de Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob).

“Los trámites han sido con un poco de dificultad, están cuidando mucho la parte de migración; son los mismos trámites, solo que hay demasiada gente”, explicó el dirigente de los importadores y exportadores, quien refirió que este efecto se ha registrado desde el pasado fin de semana y principalmente en el cruce de Ciudad Juárez.

Tajonar Castro expresó su preocupación por las declaraciones de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de no aprobar el acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), hasta que el país apruebe una reforma laboral.

“Nos preocupa mucho y pensamos que tiene que haber un trabajo muy fuerte de nuestros embajadores y cónsules para tratar de convencer a los congresistas de ese país de que el T-MEC puede ser una buena posibilidad”, dijo.

 

Vía aérea…

De su parte, Aguirre Lang señaló que ya se estudia la posibilidad de incrementar el comercio exterior por vía aérea para disminuir el problema de posibles retrasos y sanciones por ello, mientras que la vía marítima aún no es una opción para los integrantes de index.

Aseveró que la decisión de Estados Unidos no se finca en cerrar las aduanas, sino en el aspecto de detener la migración ilegal.

Insistió que el mayor problema se tiene en la aduana de Ciudad Juárez, en donde entre los dos primeros días de abril, cerca de 500 camiones se quedaron varados por la lentitud en las operaciones de comercio exterior, que representa sólo el 35 por ciento de lo que regularmente cruza.

Simplemente en Ciudad Juárez se comercian por día, más de 154 millones de dólares y el año pasado sumaron más de 56 mil millones de dólares; “es una pequeña referencia del daño que se puede registrar en este sector, en caso de que el conflicto se alargue”, señaló Aguirre Lang.

Observó que no sólo la economía mexicana se vería afectada por la decisión de cerrar la frontera norte, pues en Estados Unidos más de 14 millones de personas dependen del comercio exterior entre ambas naciones, y en nuestro país, poco más de tres millones, por lo que se está en constante comunicación con la Dirección General de Aduanas en México y con la Customs and Border Protection.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *