Alistan nuevo reglamento vial; fotocívicas a partir de abril

Infractores realizarán trabajo comunitario; reubicarán radares

 

A partir del próximo 22 de abril se empezará a aplicar el nuevo Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, por lo que habrán 30 días de “socialización” de las nuevas reglas que se aplicarán en la capital del país, ya que el Reglamento se publicará el 22 de marzo, señalaron la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum Pardo y el secretario de Movilidad, Andrés Lajous.

Lajous Loaeza destacó que con la aplicación de las estas fotocívicas se busca la asignación imparcial de sanciones y generar un cambio en la cultura de los automovilistas que lleve a tener mejor seguridad.

Para poner en marcha esta nueva reglamentación serán necesarios detectores de velocidad en entornos escolares,  cámaras y radares, así como modificaciones al reglamento de tránsito (fotocívicas), un micrositio y trabajo a favor de la comunidad.

Se insistió en que se reubicarán 58 cámaras, de acuerdo con las intersecciones en las que se han reportado mayor número de accidentes y que han provocado lesionados y muertos por hechos de tránsito.

También habrá revisión de movimientos peatonales, vehiculares y de la amplitud de la sección transversal de la vialidad, y se llevarán a cabo análisis de fases semafóricas y consideración de la cobertura de movimientos de la cámara, mencionó.

Se explicó que se reubicarán 80 de los radares, en donde 47 serán fijos y se instalarán en corredores con mayor número de lesionados y muertos, mientras que los 33 restantes serán móviles y se ubicarán en corredores donde se ha reportado alta incidencia de exceso de velocidad.

En cuanto a las modificaciones al Reglamento de Tránsito, se mantienen las sanciones económicas como las infracciones registradas por computadora con las denominadas “hand held” y por invasión al carril confinado de Metrobús, a placas de personas morales, de transporte público, de transporte de carga, de taxi y de otra entidad federativa.

Andrés Lajous precisó que todas las placas tendrán 10 puntos, pero con cada infracción registrada por cámaras y radares tendrán un punto menos en el esquema de penalización, pero en caso de rebasar el límite de velocidad por más de 40 por ciento del máximo permitido, la sanción será de cinco puntos.

Las acciones que equivalen a un punto menos son el circular en contraflujo; invadir el área de espera de ciclista, motociclista y el paso peatonal; transportar niños en el asiento delantero; no respetar la luz roja del semáforo; dar vuelta prohibida; no usar cinturón de seguridad y casco, en el caso de motociclistas, así como utilizar teléfono celular y circular a exceso de velocidad.

En todos los casos, las primeras dos sanciones serán amonestaciones y recibirán una boleta donde se explica a los conductores los motivos y los riesgos de sus faltas.

Cabe destacar que, incluso teniendo apenas un punto de sanción en las placas, no se tendrá derecho a verificar la unidad, por lo que se tendrá que esperar hasta la siguiente verificación y no cometer más faltas, con lo que además no se descarta el pago de la multa por verificación extemporánea.

Sheinbaum Pardo aseveró que las fotocívicas están sustentadas en un tema educativo, para que quienes manejan automóviles en la Ciudad de México sean responsables y conozcan no sólo el Reglamento de Tránsito sino los riesgos que implica conducir un automóvil.

Refirió que conducir un vehículo es riesgoso para las demás personas, por eso al principio son sanciones y tienen que ver con cursos de capacitación y hasta la quinta infracción se tiene la obligatoriedad de realizar actividades comunitarias.

Las actividades pueden ser las que se realizan en los denominados Sábados de Tequio, o las que determinen las alcaldías; entre ellas limpieza, pintura o restauración de centros públicos educativos, de salud o servicios, así como de bienes dañados por el infractor e incluso obras de ornato en lugares de uso común, durante dos horas.

Así como impartición de pláticas a vecinos o de la comunidad en que cometa la infracción, relacionadas con la convivencia ciudadana; participación en talleres, exposiciones, muestras culturales, artísticas y/o deportivas en espacios públicos que organicen las alcaldías o las secretarías, entre otras.