Almacenados. El mundo funciona, lo dicen las hormigas.

En una bodega olvidada trabaja el Sr. Lino. Un leal empleado que sin importar nada, el está fiel en su puesto de trabajo. Más de 3 décadas, este honorable empleado ha cuidado meticulosamente su tarjeta y ejecutado su rutina de trabajo al pie de la letra. Eso hasta que la empresa envía a su reemplazo, Nin. Un joven introvertido pero revolucionario que llegará a poner la bodega “patas pa’rriba”.

 

 

 

Título: Almacenados.

Director: Jack Zagha Kababie

Año: 2015

Rotten Tomatoes: %100

 

 

 

 

Trailer:

 

Almacenados es una cinta minimalista, pero consistente.

Con tan solo 2 actores y 1 locación, la cinta se siente como una obra de teatro. La actuación del primer actor José Carlos Ruiz, resalta este sentimiento, recitando sus diálogos como si se encontrara en el incomparable Bellas Artes.

La historia es simple, como sus personajes. Don Lino, empleado de años en una compañía fabricadora de asta a la bandera y mástiles de barco, ha fungido como encargado del almacén B por más de 30 años, contando los 11 que estuvo de pie como asistente del anterior jefe de bodega. Lino está aferrado a esa rutina, la cual le ha traído un salario fijo con el cual sacó a su familia adelante durante todos estos años.

 

Nin, al contrario, es un joven que comienza con muchas facilidades su carrera como encargado de bodega. Para empezar, solo tendrá que esperar 5 días a que don Lino se retire para pasar a ser jefe y como todo buen milenial, debe cuestionar absolutamente todo lo que ve y escucha.

Esta cinta trata de contrastes, el choque de mentalidades tan opuestas es inminente al encontrarse ambos en una bodega encerrados sin mucho que hacer por 8 horas al día.

Lino sigue una rutina, Nin la cuestiona o la hace de forma que a Lino le saca canas verdes, y nosotros, gracias a la cámara, somos simples testigos de cómo su relación se construye a base de chuscos encontronazos culturales.

 

Una historia tan simple que irradia belleza. Dos personajes que intercambian los roles de maestro y aprendiz en un mundo tan vasto e inexplorado como lo puede representar una simple bodega vacía. Las oportunidades son inmensas, sin embargo ellos prefieren la seguridad de una esquina pautada por una rutina inquebrantable, pero igualmente segura.

 

El desenlace de esta película es tan bello como todo lo que nos lleva a el.

Sin duda una excelente elección que puedes encontrar hoy en Netflix.

 

Calificación: 8/10

 

¡Corte y Queda!… ¿Estamos o no estamos?.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *