Alta tensión en Israel por apertura de embajada de EU

JERUSALEN.- Israel inició este domingo las festividades para celebrar hoy la apertura de la nueva embajada de Estados Unidos en Jerusalén, mientras reforzaba sus fuerzas a lo largo de la frontera con Gaza y en Cisjordania en anticipación a protestas masivas de palestinas por la medida.

Por su parte, Estados Unidos insistió que un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos es posible, pese a la ira que causó en el mundo árabe el anuncio del traslado de la embajada de Washington a Jerusalén.

En víspera de la apertura de la legación diplomática en la ciudad santa, el secretario de Estado, Mike Pompeo dijo ser optimista del éxito de los esfuerzos para poner fin al viejo conflicto.

Por su lado, el Asesor de Seguridad Nacional John Bolton consideró que el traslado de la embajada haría “más fácil” alcanzar la paz.

La decisión del presidente Donald Trump de mudar la embajada de Tel Aviv a Jerusalén rompió con un viejo consenso internacional de que el estatus de Jerusalén sería determinado por un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos.

Se espera que miles de palestinos protesten hoy en la frontera entre Gaza e Israel contra la instalación de la embajada de Washington en Jerusalén.

El liderazgo de la Autoridad Palestina se ha negado a hablar con los representantes de Trump desde el anuncio del traslado de la legación, ni siquiera con su yerno Jared Kushner, a quien designó para impulsar el proceso de paz.

Consultado durante una entrevista este domingo con Fox sobre si le quedaba vida al proceso de paz, Pompeo respondió: “Ciertamente, el proceso de paz no está muerto”.

“Estamos trabajando duro” y “esperamos encontrar un salida favorable”, agregó Pompeo, cuyas primeras dos semanas al frente del Departamento de Estado han estado enfocadas en acordar la cumbre entre Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un.

Además de las protestas de los palestinos, también se esperan el lunes manifestaciones en otras capitales del mundo árabe cuyos gobiernos han afirmado que el estatus de Jerusalén debe formar parte de un acuerdo final de paz.

Pompeo dijo ser consciente de que podría haber problemas de seguridad para las embajadas de Washington y los ciudadanos estadounidenses en la región en los próximos días, por lo que se han “tomado una serie de medidas” que “reducen ese riesgo”, señaló Pompeo.

Por su lado, Bolton, consideró que el traslado de la legación a una ciudad cuya zona este los palestinos reclaman como capital de un futuro estado, no socava el proceso de paz.

“Creo que lo hace más fácil. Es un reconocimiento de la realidad”, argumentó en una entrevista en la cadena ABC.

El embajador estadounidense en Israel, David Friedman, quien ha apoyado el establecimiento de asentamientos judíos en Cisjordania, también señaló que aún hay esperanzas de paz en la región.

Israel tomó la parte este de Jerusalén en la guerra de 1967 y la anexionó, una medida que no está reconocida internacionalmente. Los palestinos quieren que Jerusalén Este sea la capital de su futuro estado y consideran que la reubicación de la misión diplomática de Washington, que antes estaba en Tel Aviv, es una iniciativa unilateral que invalida a Estados Unidos como intermediario para la paz en Oriente Medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *