Amarra AMLO manos a inspectores en todo el país

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció hoy la suspensión total de las inspecciones y verificaciones para la micro, mediana y gran industria en México.

El objetivo: alentar el pago de contribuciones al Servicio de Administración Tributaria (SAT) y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), para que se reactive la economía y se termine con el terrorismo fiscal.

Los negocios de todo el país prescindirán de las visitas de inspectores de vía pública y los verificadores de las secretarias de Salud, Medio Ambiente, Economía, entre otras.

Durante su conferencia de prensa matutina en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, en la que informó que Margarita Ríos Farjat será la titular del SAT, adelantó que “está a punto de salir en el Congreso de las Unión la Ley de Confianza Ciudadana”.

Esta, agregó, ve al contribuyente “como un ciudadano responsable y no como un delincuente potencial”.

El Jefe del Ejecutivo Federal explicó que además de que no habrá nuevos aumentos e impuestos, se darán muchas facilidades en lo que respecta a la simplificación de trámites.

Todos los dueños de establecimientos comerciales, desde talleres, restaurantes y hoteles, hasta los negocios más complejos en el país, no van a padecer de supervisión.

Ahora se le dará confianza al contribuyente y bajo protesta de decir verdad se integrará un padrón de prestadores de servicios.

Podrán manifestar, en forma voluntaria, que cumplirán la ley y los reglamentos. Esa manifestación es más que suficiente, acotó el presidente de la República.

“Cuando se tenga ese padrón se va llevar a cabo un sorteo y en un porcentaje mínimo quien resulte sorteado será objeto de una supervisión”, comentó.

En el proceso de revisión o supervisión participaran las cámaras empresariales, de la industria y del comercio.

Si el prestador de servicio y contribuyente mintió, será supervisado en forma permanente, como se hace en la actualidad y no tendrá ningún tipo de beneficios.

Todos aquellos que cumplan con la ley, obtendrán un reconocimiento firmado por el propio presidente de la República, en donde constará que se trata de un buen ciudadano, con derecho a beneficios.

Y es que, “el contribuyente no es un delincuente potencial, es un ciudadano responsable”, estableció.

Con ello, comentó el primer mandatario, se da el primer paso en el pago de contribuciones y recaudación fiscal. “Que cada ciudadano actúe con responsabilidad”.

Aseguró que con ingresos el gobierno podrá financiar el desarrollo y conseguir el progreso.

Garantizó que los ingresos se usaran de manera responsable, honesta y sin corrupción.

Ya no hay pretexto para decir, “yo no pago impuestos, porque el dinero se lo roban políticos y los funcionarios de gobierno”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *