AMLO desaparece a la Policía Federal… que Peña Nieto dejó moribunda

¿Quién convenció a Andrés Manuel López Obrador de que la Policía Federal no sirve, que está echada a perder?

Sus agentes han sido ninguneados, maltratados, atacados y hasta humillados. Llamados fifís por el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño por quejarse del trato en sus traslados, en sus operativos y en sus despliegues.

-Ya nos van a pagar operatividad ni el bono, acusan, al ser transferidos a la Guadia Nacional. Que les piden su renuncia y perderán antigüedad, seguros, rango y vacaciones.

-¡Traidora, traidora, traidora!, le gritaban a Patricia Trujillo, comisionada de la Policía Federal, al menos mil 500 elementos que tomaron desde la madrugada del miércoles la sede del Centro de Mando de  Iztapalapa, Contel.

Pedían que Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad, se presentará ahí. Y la movilización creció: hubo siete bloqueos en diversas vialidades, lo que estranguló a la capital y a la megalópolis.

Y Durazo Montaño no apareció jamás. Sólo acudió Trujillo, quien fue maltratada y jaloneada. Su escolta, de federales, fue superada, pese a que aguantó.

El armó una conferencia en la que advirtió que no se pagará el bono, pero se respetarán otros derechos y les ofreció trabajar de veladores, cuidando los edificios del gobierno federal. Hoy habrá paro, dicen.

Mientras, Andrés Manuel jugaba al beisbol en Ciudad Universitaria.

Macaneaba y enseñaba a los jóvenes cómo plantarse y echar el guante.

Luego, cuando creció la protesta, subió un video en facebook y twitter en el que acusó mano negra y reiteró que se respetarán los derechos, aunque también los mandó a vigilar oficinas gubernamentales.

En la mañanera reiteró que se echó a perder y que la protesta es porque muchos se mal acostumbraron. Lo repitió en el video.

¿Y si se echó a perder para qué los lleva a la Guardia Nacional?

¿Y si están mal acostumbrados, se les va a quitar?

La Policía Federal nació como Preventiva en 1999, con Ernesto Zedillo y seis mil agentes.

Con Fox se fortaleció y creció al doble.

Pero fue Felipe Calderón quien le dio todo su apoyo y recursos. El vicepresidente de facto, Genaro García Luna, inventó con la venia de Calderón la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). Creó las divisiones de Investigación, Antidrogas, Inteligencia, Científica y Seguridad Regional.

La Policía Federal pasó de 6 mil 500 elementos a 37 mil. Hoy son 40 mil.

Enrique Peña Nieto desapareció la SSP y envió a la Policía Federal a la Secretaría de Gobernación, con Miguel Angel Osorio Chong. Ordenó recortar el financiamiento a operaciones encubiertas y a toda investigación. Los comandantes fueron limitados y la mayoría de mandos liquidados.

Peña Nieto añadió la Gendarmería, con diez mil elementos, en su mayoría militares.

De la Policía Federal pueden decirse muchas cosas.

Que se echó a perder, que hay corrupción.

Basta recordar la balacera en el aeropuerto entre federales que disputaban el tráfico de cocaína en 2012 y elementos que han sido secuestradores.

Tienen en su historial la muerte de al menos ocho maestros en Nochixtlán, Oaxaca.

Pero también hay cosas buenas.

En 2000, como PFP, liberaron la UNAM, tras aquel paro de El Mosh.

Enfrentaron a Los Caballeros Templarios en Michoacán.

Fueron ejecutados doce precisamente ahí y tirados en la carretera.

Les fue derribado un helicóptero en Jalisco por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) de El Mencho y murieron siete. Vendría Tanhuato.

 

Niega AMLO partida

-No me comparen.

O sea, respeto por favor.

López Obrador dice que no hay partida secreta.

-Están diciendo que lo que se ahorre lo va a manejar de manera discrecional el presidente y que eso es equivalente a la partida secreta que manejaba Salinas.

Espérate, eso sí calienta. No soy Salinas.

Eso lo va a manejar la Secretaría de Hacienda.

-Pero es como si fuera usted, le dijeron.

-Sí, sí, sí, pero no, lo manejará Hacienda, contestó.

 

Contra trata

Jesús Ramírez, vocero de Andrés Manuel, dice que los operativos en Chiapas de la Guardia Nacional no son contra migrantes, sino para hallar traficantes y tratantes.

 

Vámonos: Enrique Peña Nieto,  Luis Videgaray Caso, Pedro Joaquín Coldwell, Miguel Mesmacher y Enrique Ochoa, a declarar.

Solicitud del mañoso Javier Coello Trejo, abogado de Emilio Lozoya Austin.

 

albermontmex@yahoo.es                            @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *