AMLO: jamás, uso del Ejército para reprimir

En la plaza de las Tres Culturas y 50 años después de la masacre estudiantil del 2 de octubre de 1968, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador alzó la voz y postuló: “hoy aquí, en esta plaza histórica hacemos el compromiso de no utilizar nunca más al Ejército para reprimir al pueblo de México”.

Ante habitantes de las 16 delegaciones de la Ciudad de México, municipio y entidades conurbadas, así como simpatizantes nacionales y extranjeros, dijo que México vive una grave situación en materia de seguridad y violencia.

Por ello, afirmó que propondrá dar un giro a las actividades de las fuerzas armadas, de tal manera que pueda crearse una Guardia Civil que funcione como ejército de paz, respete los derechos humanos de la población y apoye las labores de seguridad interna.

Durante su gira de agradecimiento con el pueblo de México, López Obrador añadió: “tenemos un grave problema de inseguridad y de violencia en el país, y vamos a buscar la manera de enfrentarlo sin el uso de la fuerza”.

“Vamos a atender las causas que han originado la violencia en México. Estoy seguro de que, si hay trabajo, bienestar y si se atiende a los jóvenes, vamos a lograr la paz y la tranquilidad en nuestro país”, agregó.

Andrés Manuel López Obrador pidió al pueblo de México, apoyar al Ejército y la Marina debido a que son pueblo uniformado, buscamos un ejército de paz.

En ese sentido, AMLO anunció que como presidente de México buscará  redirigir las funciones de Fuerzas Armadas, teniendo la paz como  premisa:

“En mi carácter de comandante supremo de las Fuerzas Armadas, voy a  hacer un planteamiento al Ejército y a la Marina. Tenemos que tomar en cuenta que el Ejército es pueblo uniformado, no ver a los soldados, a  los marinos como enemigos.

Ya saben ustedes que yo recorro todo el  país y sé de dónde son originarios los soldados: de las comunidades, de los pueblos; son hijos de campesinos, de obreros, de comerciantes.

“Por eso vamos a hacer un llamado a los soldados, a los marinos, para  darle un giro a la labor del Ejército, que ya no se ocupe de las tareas que hasta ahora tiene encomendadas. Que la defensa nacional la podemos hacer, si se necesita, todos, como ha sido siempre en la historia de México. Si nos invaden, si nos agreden de otros países,  todos a defender la patria, no sólo los soldados.

“Y ahora, los marinos y los soldados tienen que ayudarnos, sin el uso de la fuerza, como un ejército de paz nos tienen que ayudar para  garantizar la seguridad interior y la seguridad pública”.

Aclaró que hay expresiones que piden el regreso de los militares a  los cuarteles, pero qué pasa, si actuáramos así, dejaríamos a la  gente en estado de indefensión.

A los habitantes de la Ciudad de México comunicó que ha platicado con Claudia Sheinbaum para que se sumen esfuerzos y recursos para  que rinda más el presupuesto. Ya llegamos al acuerdo de que todos los programas sociales que manejaba el gobierno de la Ciudad de México van  a ser financiados con presupuesto federal”.

El presidente electo detalló que el objetivo es dirigir el presupuesto  de la CDMX a la rehabilitación de infraestructura urbana y el  fortalecimiento de los servicios públicos:

“Lo que deje de invertir en programas sociales el gobierno de la Ciudad de México se va a utilizar para darle mantenimiento, que se mejoren las calles, que no se llenen de baches, que se atiendan las unidades habitacionales, que no falte el agua y que el transporte sea de calidad.

Anunció que el gobierno federal considera una inversión de 21 mil millones de pesos en programas de bienestar para 2019.

El programa Jóvenes Construyendo el Futuro, en la Ciudad de México, favorecerá a 110 mil 924 jóvenes que serán contratados como aprendices en talleres, empresas y comercios por un sueldo de 3 mil 600 mensuales. “No va a quedar un solo joven en la Ciudad de México sin trabajo, todos van a tener empleo”. Este programa invertirá 4 mil 792 millones de pesos, sostuvo.

Asimismo, 6 mil 421 estudiantes universitarios en situación de pobreza  de la Ciudad de México recibirán una beca de 2 mil 400 pesos mensuales, lo cual implicará una inversión de 185 millones de pesos.

En el corto plazo se van a crear universidades públicas en la ciudad. Ya existen en  Cuauhtémoc, Azcapotzalco, Xochimilco, Tlalpan, Tláhuac, pero también  habrá universidades públicas en Milpa Alta, Iztacalco, Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón.

La rectora de este programa de  universidades es la maestra Raquel Sosa. Es un plan de 100 universidades del país, un Sistema de Universidades Públicas “Benito  Juárez”.

El presidente electo agregó, por otro lado, que el programa Prospera  seguirá operando para apoyar a las 106 mil familias en situación de  pobreza de la CDMX. Sin embargo, señaló que todos los apoyos sociales  serán entregados directamente a cada persona beneficiaria:

“Ya no va a haber tutela, va a ser directo, con tarjeta personalizada,  porque cuando es con intermediarios llega mocho el apoyo y a veces no llega nada. Por eso todo va a ser con tarjeta”.

En la CDMX se plantea duplicar la mensualidad que recibirán los 801 mil  403 beneficiarios de la Ciudad de México, lo cual implicará un monto  de 12 mil 717 millones de pesos y “ya no habrá lista de espera”, dijo.

Asimismo, informó que en la Ciudad de México se convertirán en derechos la atención médica y los medicamentos gratuitos para las  demarcaciones con marginación y rezago. El servicio se dará a través  de los centros de salud.

Además se mejorará el salario para trabajadores del Estado, cuyos recursos saldrán de las medidas de austeridad como tope máximo en lo que ganan los funcionarios públicos, venta o renta de la flotilla aérea del gobierno y la eliminación de oficinas en el extranjero o la compactación de áreas de gobierno. La idea, dijo, es “aumentar los sueldos de los de abajo”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *