AMLO, presidente; víctimas de la guerra exigen sus 
desaparecidos; Alito se destapa y encara a López

Hoy es un día de fiesta para la oposición. 
Andrés Manuel López Obrador será presidente electo. 
Un mes antes del plazo legal, 6 de septiembre, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (vulgo Trife) declarará la validez de la elección y  entregará la constancia respectiva al tabasqueño.

       Ya no más ese choro legaloide de “virtual presidente electo” o “candidato ganador de la elección”.

-Sonríe, ya ganamos, decía su slogan en la campaña de 2006.

A partir de hoy López Obrador será presidente.

Sonreirá y 30.3 millones de mexicanos que votaron por él, también.

¿Y si adelantan la toma de protesta?

Total, el gobierno de Enrique Peña Nieto se ha declarado ya en modo transición y el de López Obrador es el que marca la agenda.

Puras vacaciones y pasar a segundo plano.

Le va a ayudar con la iniciativa preferente para revivir la la Secretaría de Seguridad Pública federal que, precisamente, él desapareció para concentrar todo el poder en la Secretaría de Gobernación (Segob) con Miguel Angel Osorio Chong a la cabeza, al estilo Fernando Gutiérrez Barrios, y le dejará firmadito el nuevo Tratado de Libre Comercio (TLC).

López Obrador será presidente constitucional hasta el 1 de diciembre, pero ¿pus por qué no jura el 1 de septiembre, aprovechando la instalación del Congreso?

AMLO, como le conoce la banda, sería harto feliz.

Le piden hallarlos, no perdón ni amnistía

Andrés Manuel enfrentó ayer por primera vez la realidad.

No más discursos, no más actos de campaña.

Felipe Calderón tuvo momentos críticos con víctimas y familiares de las decenas de miles de muertos y desaparecidos en su lúgubre sexenio.

Enrique Peña Nieto, también.

Ayotzinapa y sus 46 normalistas muertos -tres- y desaparecidos -43-, es un antes y después en su sexenio.

Ayer comenzaron los foros sobre crimen, violencia y delincuencia para integrar la Ley de Amnistía y pacificar al país.

En Ciudad Juárez, emblemática en esta guerra contra el narcotráfico que suma 230 mil muertos y, al menos, 50 mil desaparecidos en los sexenios de Calderón y Peña, por ser considerada en 2010 la más peligrosa del mundo, el presidente electo -en unas horas lo será- inauguró el primero de diecisiete foros.

-Voy a hacerme cargo personalmente del problema de inseguridad, dijo en el auditorio  de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), que resultó insuficiente.

-Tenemos que ser respetuosos y tolerantes. Nada de sectarismos.

Tenemos que estar dispuestos a perdonar.

Coincido con los que dicen “no hay que olvidar”, pero estoy a favor del perdón.

Y con los que dicen “ni perdón ni olvido”, pero les digo:

Olvido no, perdón sí.

No se va a resolver el problema de la inseguridad con masacres.

La violencia no se va a resolver con violencia.

No creo en la ley del talión, del ojo por ojo, diente por diente.

Porque nos vamos a quedar chimuelos o tuertos, decía mientras se escuchaban gritos de los asistentes.

En 2010, quince jóvenes fueron ejecutados en una fiesta en Villas de Salvárcar.

-Si a usted le hubieran matado a un hijo, estaría buscando a los asesinos debajo de las piedras.

Quiero que se ponga en mi lugar, quiero que usted se disculpe por lo que dijo, que eran pandilleros. Eso es mentira. Uno estaba en la prepa y otro en la universidad, estudiaban y trabajaban. Sólo quiero que se haga justicia.

-Por supuesto, le respondió el entonces presidente Calderón.

-¡No diga por supuesto, señor presidente! ¡Haga algo!

Y la historia no ha cambiado.

Olga Sánchez Cordero, quien será secretaria de Gobernación, advirtió:
-Vivimos en un México convulsionado por la violencia.

Al menos 37 mil desaparecidos y cientos de miles de ejecutados, asesinados.

Alfonso Durazo, futuro titular de la SSP que le creará Peña Nieto, también dijo que no habrá más violencia, pero más temprano aseguró que retirar al Ejército de las calles, en estos momentos, sería un error.

Las madres y padres de desaparecidos no dejaron de interpelar.

-¡Hechos, no palabras! ¡Vivos se los llevaron y vivos los queremos!, exigían los familiares y algunos afectados directamente.

Javier Corral, gobernador de Chihuahua con los colores del Partido Acción Nacional (PAN), no se separó un segundo del tabasqueño.

Lo recibió en el aeropuerto el lunes y lo acompañó hasta el avión de regreso.

Ayer, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), pidió a Peña Nieto pacificar el país.

El futuro no es halagüeño.

Se tira a matar
Alejandro Moreno Cárdenas se tiró a matar ayer.

Con un discurso contundente se destapó para asumir el control del Partido Revolucionario Institucional (PRI), hoy en ruinas y en manos de Carlos Salinas de Gortari vía su sobrina Claudia Ruiz Massieu, y fijó su posición ante Andrés Manuel López Obrador y su proyecto de virreyes y de control desde Palacio Nacional.

Al agradecerle el envío, descentralización, le llaman, de Petróleos Mexicanos (Pemex) a Ciudad del Carmen, con todo y empleados, y la construcción de una refinería, Alito advirtió que respaldarán sus decisiones, pero siempre con respeto a la ley y a la división de poderes y a la autonomía estatal.

-Saludamos al licenciado Andrés Manuel López Obrador. Respetaremos las facultades del gobierno federal y haremos respetar las estatales.

Los estados, de acuerdo al artículo 40 constitucional, tienen gobiernos libres y soberanos. Ese es el federalismo.

-Ningún orden de gobierno es jefe de otro orden de gobierno. Y ninguna figura federal -se refiere a los delegados- puede ser autoridad intermedia entre gobierno federal y gobiernos estatales, dijo en el Centro de Convenciones, en su tercer informe.

 
Vámonos: Ana Gabriela Guevara a la Conade.

Jamás he visto una administración con éxito de un ex deportista.

albermontmex@yahoo.es                   @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *