AMLO quiere fin del INE, reducir gastos y legisladores

POR URBANO BARRERA

La iniciativa de Reforma Electoral que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador al Congreso de la Unión plantea, como objetivos principales: desparecer al INE, para crear el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas, el cual será autónomo.

Además, ahorrar 24 mil millones de pesos en la organización y celebración de elecciones; reducir el número de Diputados de 500 a 300 y de Senadores de 128 a 96.

Otro de los objetivos es eliminar las diputaciones plurinominales y sólo dejar a los 300 legisladores por mayoría relativa. En el Senado sólo quedarían 64 legisladores de mayoría relativa y 32 de la primera minoría y ningún plurinominal.

En conferencia de prensa Horacio Duarte y Pablo Gómez informaron que se propone también limitar el número de diputados en congresos locales en un rango de 15 a 45 diputados de acuerdo al número de población de la entidad.

Lo mismo en los ayuntamientos, se reduciría el número de regidores hasta un límite de nueve.

Dentro de la iniciativa destaca que los consejeros y magistrados electorales sean elegidos a través del voto popular el primer domingo de agosto.

Además, de que pasarían de once que son en la actualidad a siete.

El presidente López Obrador aseguró que mediante la reforma electoral se garantizará que los magistrados y los consejeros electorales no voten según sus intereses económicos, sino que, al ser representantes del pueblo, buscarán representar sus deseos.

La iniciativa plantea federalizar la elección y que sea sólo un organismo el encargado de las elecciones y no 32 consejos en el país.

En el tema de los partidos, sólo se les otorgaría presupuesto en las campañas y no de manera ordinaria como sucede en la actualidad.

Otro planteamiento es disminuir los tiempos de radio y televisión en materia electoral garantizando que todo el tiempo, en el momento de campañas, lo dispongan partidos, candidatos y autoridades electorales no tengan tiempo en ese proceso.

 Todas estas medidas darían paso a una democracia más barata con ahorros hasta por 24 mil millones de pesos.

Sobre el tema, Adán Augusto López, secretario de Gobernación, dijo que la reforma busca reducir el financiamiento a partidos políticos y el costo de las elecciones.

Con ello, también se facilitaría la participación de millones en el extranjero que por una u otra razón no pueden estar en el país.

Con el ahorro de recursos se podría ampliar el sistema electrónico y la participación en el extranjero, dijo.

En su oportunidad, Pablo Gómez, expresó que “uno de los mayores cambios políticos del momento actual consistiría en dar mayor representatividad a órganos legislativos y municipales del país”.

Habló de establecer  un tope máximo de 45 curules en entidades más grandes para legislaturas y nueve en ayuntamientos”, ya que “se debe reconocer que el creciente número de representantes populares no mejora la calidad de la representación, sino que aumenta el gasto burocrático”.

Para conseguir todo lo enunciado se debería modificar 18 artículos de la Constitución y contendrá siete transitorios.

También incluye la reducción de 33 por ciento de participación para que la consulta de revocación de mandato sea vinculante y modifica las excepciones constitucionales para difundir propaganda gubernamental ampliando las excepciones para que se puedan difundir temas relacionados a servicios públicos y aquellos de carácter informativo respecto a procesos.

En síntesis, opinó el presidente Andrés Manuel López Obrador, será una Reforma Electoral de fondo.