AMLO traiciona a quienes votaron por él en 2018

Andrés Manuel López Obrador tiene en la mira ahora a la clase media.

Dolido, porque el golpe al corazón de la 4T fue contundente en la CDMX, la Cámara de Diputados y el Estado de México, critica a quienes todos los días trabajan por mejorar, por progresar y por tener un mejor nivel vida.

¿Acaso no es el fin en la vida?

Ser feliz, feliz, feliz.

Es un insulto a la inteligencia que el presidente de un país quiera a la población jodida, ignorante y dependiendo de sus dádivas para controlarle y manipularle a placer.

Andrés Manuel no sólo se equivoca al abrir un nuevo frente en sus batallas imaginarias diarias, en su lucha contra los molinos de viento, sino que traiciona a quienes en 2018 votaron por él.

Entonces, cuando las benditas redes sociales le abrieron las puertas que los medios tradicionales y conservadores le cerraron, esos aspiracionistas y faltos de moral no eran estúpidos manipulables.

No.

Eran seres pensantes, con estudios universitarios, analíticos, que querían un cambio. Votos valiosos que sumaron 31.1 millones en todo el país.

Es sencillo: su voto duro fue en 2006 y 2012 de 16 millones. En 2018, cuando la estúpida guerra de Felipe Calderón y la corrupción e ignorancia de Enrique Peña hartaron a los mexicanos, un enorme sector de las clases media y hasta alta se unieron a su causa.

Así llegó a esos 31 millones de votos.

Creyeron en él y votaron por él.

Castigaron al PAN y el PRI.

-Ya se la dimos al PRI 78 años y al PAN doce y no pudieron. No podemos estar peor, vamos a dársela a López Obrador, decían. Total ¿qué puede pasar?

La realidad los ubicó pronto.

Y esperaron pacientemente a tener en sus manos, nuevamente, la oportunidad de reacomodar las cosas.

Y dieron el voto de castigo a Andrés Manuel y a su Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Por eso perdió.

Porque, como él e integrantes de su movimiento han dicho cuando el mapa de la CDMX y el Estado de México, donde perdió el Congreso y el llamado Corredor Azul -Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán, Cuautitlán Izcalli, Coacalco- Toluca y Atlacomulco, se dividió en este y oeste, de un lado quedaron los clasemedieros y ricos y de otro los clasebajeros y pobres.

Aquí nadie ha dividido más a los mexicanos que Andrés Manuel.

Incapaz de hacer un análisis de las causas del derrumbe de su movimiento en lo que fue el bastión de la presunta izquierda -no existe- desde 1997 con el triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas ante Alfredo del Mazo González y Carlos Castillo Peraza-, culpa a quienes le apoyaron, igual que hace Claudia Sheinbaum Pardo, la jefa del gobierno capitalino.

– Hay un sector de la clase media que siempre ha sido así. Que le da la espalda al prójimo, aspiracionista, que lo quiere es ser como los de arriba y encaramarse lo más que se pueda sin escrúpulos morales de ninguna índole.

Son partidarios del que no transa no avanza. Es increíble cómo apoyan a gobiernos corruptos. ¡Increíble!

Yo lo atribuyo a que son muy susceptibles a la manipulación. Que leen el Reforma.

¿Cuál es el ideal?

Sí hay clase media, luego entonces hay más conservadurismo.

No, no.

Hay que sacar a millones de la pobreza y que se coloquen en la clase media, pero sin la mentalidad egoísta, con la doctrina del humanismo, dijo ayer.

Esa clase media, insisto, fue la que le apoyó en 2018 para ganar la Presidencia, después de dos intentos fallidos en 2006 y 2012.

Y es la que lo castigará de nuevo en 2024.

 

Hay candidatos

Andrés Manuel también se refirió a lo publicado en diario The New York Times, que señala a las prisas de Marcelo Ebrard por inaugurarle y a fallas en soldadura y pernos de amarre como causas principales del colapso -que no incidente, como le quiso llamar Sheinbaum- de la L12 del Metro.

La Línea Dorada.

-Sí hay filtración, dijo contradiciendo a Claudia, quien se apresuró a negarlo el domingo, sabedora de que todo apuntaba a ella para acabar de sepultar a Marcelo en sus aspiraciones presidenciales de 2024.

Y se burló de la oposición, aunque, esta vez, con razón absoluta:

-No hay un candidato, no tiene la oposición. Aunque podría surgir.

En cambio en el franco izquierdo nos sobran hasta para prestar.

Y sí.

Tiene razón.

La oposición no tiene candidatos.

Tiene que surgir ya.

No tienen un Andrés Manuel.

 

Apoyan los verdes a Velasco

Senadores del Partido Verde dieron a conocer que apoyan a Manuel Velasco, coordinador en Reforma, en su propuesta para que se convoque a un gran acuerdo nacional con el gobierno federal.

 

Paliza en Edomex

En el Congreso del Estado de México, la paliza también  es descomunal.

La mayoría que tenía Morena se esfumó.

La alianza PRI, PAN y PRD suma 37 diputados, a uno de la mayoría.

Morena y aliados tienen 34.

Ana Lilia Herrera, de Metepec para más señas, es la más votada: 106 mil sufragios.

 

Vámonos: Bartlett, siempre Bartlett.

El joven al que se le cayó el sistema para beneficiar a Carlos Salinas en 1988, ahora quiere zafarse de su responsabilidad en la muerte de siete mineros en Coahuila.

El gobernador Miguel Angel Riquelme fue letal: bajar el precio del carbón provocó la falta de mantenimiento. Ignorante y cínico, le llama, porque la responsabilidad en minería y electricidad es federal, no estatal.

 

albermontmex@yahoo.es          @albermontmex