Anaya, el objetivo; Margarita no irá con él; Diego quiere PRIAN; Luismi o Luisito Rey

El objetivo es deshacerse de una vez por todas de Ricardo Anaya Cortés.

Hoy, en el tercer y último debate, el candidato de Por México al Frente será el objetivo de José Antonio Meade Kuribreña, de Todos por México, en la pelea por el segundo lugar en la carrera presidencial.

La estrategia del ex secretario de Hacienda será mostrarse más propositivo, pero también exhibir al ex dirigente del Partido Acción Nacional (PAN).

Llega por todo, porque el tiempo se acaba.

Es ahora o nunca.

Apoderarse del segundo lugar e ir por el voto útil.

El que no quiere al que puntea, Andrés Manuel López Obrador.

Las campañas se terminan el 27 de junio oficialmente, pero realmente el próximo domingo, cuando México debute en el mundial de futbol ante Alemania.

Los primeros dos debates no sirvieron de nada.

Entre acusaciones a López Obrador y a Anaya Cortés, el candidato priista no priista perdió tiempo clave.

La actitud quedó de manifiesto desde su llegada el domingo a Mérida, Yucatán, cuando aseguró que Anaya es un vulgar ladrón.

Como si fuera juez.

-Evidentemente y sin ninguna duda lo que estamos viendo es un vulgar ladrón que desde el poder se robó dinero y lo cacharon y que debe pagar las consecuencias.

Se clavó una lana, lo cacharon y tiene que pagar, dijo.

Carlos Alazraki, publicista multimillonario, es hoy el principal asesor.

Y lo ha lanzado al ruedo.

Mientras Meade aseguró ayer en Mérida, Yucatán, que el caso Anaya no es un tema de escalamiento, sino de hechos, en la capirucha Ernesto Cordero Arroyo, incondicional de Felipe Calderón Hinojosa y su esposa, Margarita Zavala Gómez del Campo, acudió a la Procuraduría General de la República (PGR) a denunciar a su ex compañero de partido por lavado de dinero -anoche estaba fuera- y tráfico de influencias.

Margarita y sus presuntos votos no se irán con Anaya.

Está claro.

No lo quieren en el bote, lo quieren fuera de la competencia.

¿Actuará la PGR del encargado de despacho Alberto Beltrán?

Eso se decidirá en Parque Lira y Molino del Rey.

Cordero Arroyo es amigo de Meade.

Fue su jefe en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en el sexenio de Calderón, y es su compa desde los tiempos del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Como Luis Videgaray, como Virgilio Andrade, como Armando Ríos Piter.

 Cordero Arroyo es presidente del Senado, a donde llegó con el apoyo del PRI y del grupo disidente de cinco senadores -incluido él- leales a Calderón, liderados por Javier Lozano Alarcón, golpeador del ex presidente y hoy vocero meadista.

El ex secretario de Hacienda, al que con seis mil pesos mensuales le alcanza para todo, hasta para casa chica, asegura que la denuncia la presentó a título personal, como cualquier ciudadano… que tiene un equipo de al menos seis abogados a su disposición.

– Es una denuncia de hechos en la que se vincula a Ricardo Anaya en una red de lavado de dinero y de tráfico de influencias, ha dicho.

Pide que se incluya el video conocido la semana pasada, en el que Juan Barreiro, hermano de Manuel Barreiro, asegura que el candidato se embolsó 80 millones de pesos con aquello de las naves industriales en Querétaro, y se les llame a declarar.

Y que se indaguen las cuentas de Anaya y de su esposa, Carolina Martínez Franco.

Ayer Diego Fernández de Cevallos, ex candidato presidencial, ex senador y miembro del club de Tobi, se pronunció por una alianza entre el PAN y el PRI, para no dejar pasar a un orate como López Obrador.

Y se convirtió en trending topic en twitter con el hashtag #yotambiensoyorate.

Anaya Cortés, dijo ayer en Mérida que está listo para el debate.

Reiteró que en el PRI tienen miedo, que Enrique Peña Nieto está detrás de esta embestida y que cuando sea presidente lo investigará.

 Y López Obrador, como ha sido en los dos debates previos, no acudió ni a ensayar.

Andaba en Chiapas.

Enrique Peña Nieto dijo, sin decirlo, ayer algo cierto, desafortunadamente.

Los mexicanos prestan más atención al futbol y a la selección, que a temas clave, que definen su futuro.

Se refirió al debate de esta noche:
       -Espero que despierte el mismo interés que habrá de despertar el partido México-Alemania el domingo o la inauguración del mundial.
        Será importante para los mexicanos ver a quienes compiten por la presidencia. Ver sus posturas, qué proponen, qué ofertan, porque en la definición que tengan los mexicanos el 1 de julio estará la ruta de México.

Luismi o Luisito Rey

-Y qué lástima, déjeme decirle, que no haga honor a su nombre – Luis Miguel -, usted más bien me suena a Luisito Rey y yo, yo no son La Incondicional.

Soy una mujer poblana que no se va a dejar.

Así, espontánea -ni se notó que estaba leyendo-, se refirió Martha Erika Alonso, esposa de Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla, a las críticas que Luis Miguel Barbosa Huerta, candidato de Morena, le hizo anoche durante el último debate.

Era el Luismi del Senado. Hoy es el Luismi de Puebla.

 ¿Y por qué no dijo, mejor, si es honesto heredar el cargo de su esposo?

 ¿Culpable o No?

Vámonos: Rodrigo Gayosso y El Temo se enfrentaron en el debate por Morelos.

Se dijeron de todo.

Y el otro Meade, Jorge, también tiene su corazoncito.

albermontmex@yahoo.es               @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *