¡Apaleados!

Cleveland derrota 21-7 a Pittsburgh

Pésima actuación de Mason Rudolph, QB de Acereros

CLEVELAND.- Los Cafés de Cleveland se impusieron 21-7 sobre los Acereros de Pittsburgh.

Los de Cleveland se dieron a la tarea de presionar con fuerza al joven mariscal de campo de los Acereros, Mason Rudolph, quien no resistió la presión y terminó cediendo al lanzar cuatro intercepciones.

Cafés supo capitalizar los yerros del QB de Acereros para lograr una importante victoria en un duelo que careció de espectacularidad.

Pittsburgh llegó a este compromiso con un gran paso y mucha ilusión en la postemporada. Sin embargo, enfrentaron a unos Cafés de Cleveland que venían motivados luego de haber ganado la semana pasada y anoche ligaron su segunda victoria al hilo.

El conjunto de Cleveland, con una ofensiva que paulatinamente se va acomodando mejor en el emparrillado tuvo en Kareem Hunt una de las piezas fundamentales para el triunfo.

El quarterback de Cafés, Baker Mayfield, tuvo una noche inspirada en la que lució por encima de los rivales. De hecho, la primera anotación del partido llegó por conducto suyo luego de un acarreo de una yarda.

Más tarde se combinaría con Jarvis Landry, quien anotó por tercer juego consecutivo, y finalmente encontró en zona prometida a su ala cerrada Stephen Carlson.

Pittsburgh tuvo un par de oportunidades para poder remontar la cuesta. Incluso en el tercer cuarto, acortaron distancias luego de una antoación de Jaylen Samuels. Pero todo se derrumbó para los Acereros por el pobre desempeño del mariscal de campo Mason Rudolph, quien tuvo más errores que aciertos. No dude usted que la titularidad de Rudolph, en un futuro, pueda estar en duda.

La derrota fue un duro golpe para los Acereros, porque además de que llevan marca de cinco ganados y cinco perdidos, comprometen sus posibilidades de colarse a la postemporada enefeliana. Además, perdieron por lesión a elementos de valía como James Conner y JuJu Smith-Schuster.

Los Cafés de Cleveland van en ascenso y ahora mismo tienen una foja de cuatro triunfos y seis descalabros.

 

Expulsado

La nota negativa llegó en la conclusión del partido, cuando el jugador de los Cafés de Cleveland, Miles Garret, quien se desempeña como ala defensiva, golpeó en el casco al mariscal de campo de los Acereros de Pittsburgh. Dicha acción le valió al ala defensiva la expulsión, por lo que ahora está a la espera de conocer la sanción que le impondrá la Liga.