Apela Senado ante SCJN por orden de pago a magistrado no ratificado en 2011

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres, informó que la Cámara alta presentó un recurso de incidente de inejecución de sentencia ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Detalló que la sentencia es del Décimo Séptimo Tribunal Colegiado en materia administrativa, que ordenó al Senado pagar 3 millones 446 mil 77 pesos con 17 centavos a Juan Manuel Terán y Contreras, magistrado  del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, porque no fue ratificado por los senadores para nuevo periodo de 10 años, en 2011.

Expuso que por acuerdo unánime, la Mesa Directiva presentó a la SCJN el recurso señalado, que fue admitido el pasado 21 de mayo, y designaron al ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá para tal efecto. Ayer, que vencía el plazo para realizar el pago, fue notificado el Senado.

Añadió que se acatará la resolución que haga la SCJN, pero la apelación se realizó porque la Mesa Directiva consideró que el pago representa una injusticia múltiple.

Y es que señaló que esa sentencia cuestiona la facultad que tiene el Senado para ratificar o no, nombramientos que envía el Ejecutivo Federal, y se impone una sanción económica para sustituir la decisión de no haberlo ratificado.

Aseveró que el pago representa un recurso no presupuestado, se estaría haciendo un pago indebido, lo que decidió la Mesa Directiva es una forma de defender los recursos públicos de la nación y facultades del Senado de la República.

Explicó que “este tema ha pasado por cuatro legislaturas y tres Senados de la República distintos”, otros órganos del Poder Judicial ordenaron reponer el procedimiento y se hizo.

Dentro del proceso de ratificación se citó a Juan Manuel Terán y Contreras para comparecer, y no asistió en dos ocasiones, por lo que el Senado nuevamente llegó a la conclusión de no ratificarlo, comentó, y “a lo largo de todo el proceso, el magistrado nunca dejó de cobrar”.

Abundó en que el magistrado estuvo beneficiado por un recurso de suspensión que le permitió seguir cobrando hasta 2017, cuando preparó su jubilación y promovió un incidente dentro del juicio para solicitar la indemnización.

El monto que se impuso pagar al Senado, por no ratificarlo, es una especie de indemnización calculada sobre la base de sueldos y prestaciones que dejaría de devengar, el citado tribunal consideró que hubo daños y perjuicios que se causaron al magistrado, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *